Enviar
POR FAVOR… SILENCIO

GAPARI


La pista sintética del estadio de Mar del Plata donde Argentina y España disputarán la final de la Copa Davis desde el viernes próximo, es parecida a la de Basilea y París Bercy, según especialistas argentinos.
La superficie, montada por la empresa española Composan en el Polideportivo Islas Malvinas, quedó a gusto del argentino David Nalbandian, quien tomó las decisiones sobre la velocidad que debía tener, lo cual provocó tres cambios en su textura una vez instalada.
Tras confirmarse la baja de Rafael Nadal por lesión, Nalbandian pidió que no fuera tan rápida, en principio, y después la consideró un poco lenta, por lo que los técnicos agregaron capas de pintura para dejarla como la quiere el cordobés.

En estas decisiones no participaron Agustín Calleri y José Acasuso, señalados hasta ahora para jugar el tercer punto el próximo sábado, y tampoco Juan Martín del Potro, quien acaba de llegar desde Shanghái.
Según el capitán argentino, Alberto Mancini, la pista de Mar del Plata “ha quedado muy buena”, mientras que el de España, Emilio Sánchez Vicario, indicó que “es un poco extraña”.
Tras el primer reconocimiento Sánchez dijo que la superficie “es jugable” y, después de un entrenamiento a fondo, expresó que “está un poco mixta, con zonas que están más rápidas y otras más lentas. Es un poco extraña, pero es así para los dos”.

Argentina jugará en casa por primera vez sobre una superficie rápida y bajo techo y dejará de lado la tierra batida en la que buena parte de sus jugadores se han formado históricamente.
La elección de Mar del Plata por parte de la Federación Internacional (ITF) no era la esperada por los miembros del equipo argentino y causó una gran sorpresa, ya que se entendía que el estadio Orfeo de Córdoba era mejor.
Los argumentos para abandonar la tierra batida fueron convincentes para el capitán Mancini: piso duro y bajo techo. Todo en contra de Nadal, el mejor del mundo, quien finalmente se quedará en casa.

Ayer, Sánchez Vicario dijo que la final con Argentina “va a ser peleada pero hay que recordar que el noventa por ciento de los anfitriones han ganado la copa en los últimos treinta años”, comentó.
“Lo que más preocupa son los tenistas argentinos, que son de un primerísimo nivel y que están pasando por un gran momento, con muchísima confianza”, comentó el capitán español tras la primera jornada de entrenamientos de su equipo en Mar del Plata.
Sánchez evitó dar a conocer quién será el sustituto de Nadal, baja por lesión. “Hay que esperar los entrenamientos”, indicó.
Ver comentarios