Logo La República

Martes, 19 de marzo de 2019



NACIONALES


Popular rescatará a inversionistas de Coopemex

Redacción La República [email protected] | Miércoles 02 junio, 2010



LADO POSITIVO
Banco confirmó su propuesta para comprar la cooperativa
Popular rescatará a inversionistas de Coopemex
De aceptarse plan, 80 mil ahorrantes podrán recuperar dineros

Los más de 80 mil clientes de Coopemex verían una luz de salvación en la propuesta que entregó ayer el Banco Popular para comprar dicha cooperativa.
Con la adquisición pagará a todos los inversionistas que confiaron sus ahorros a Coopemex.
El costo de la propuesta supera los ¢95 mil millones, aunque el Banco ganaría una base de datos de más de 80 mil clientes a quienes podría dotar de cuentas de ahorro y tarjetas de débito o crédito.
De momento, esta es la única alternativa que existe para evitar la disolución de la cooperativa.
De aprobarse, todos los inversionistas con certificados de depósito que ya vencieron, podrían ir al Banco a partir de julio y preguntar por sus inversiones, aseguró Gerardo Porras, gerente de la entidad.
Para el Popular la operación sería algo más que altruista, ya que sumar las operaciones de Coopemex a las propias le ayudaría a mejorar en un 6% su participación en el negocio nacional de banca de personas, y con ello consolidarse en dicho segmento.
Por eso, el hacerse cargo de Coopemex, intervenida por irregularidades en el manejo de sus finanzas desde febrero, pudiera resultar un negocio rentable a largo plazo, capaz de generar un beneficio para los pequeños ahorrantes.
“Me parece que es una ganancia para el banco adquirir esa base de datos de 80 mil afiliados a la cooperativa, en la medida que logre integrarlos a su estructura”, dijo Roxanna Morales, economista del Centro para la Coyuntura de la Universidad Nacional.
El Popular le había prestado ¢23 mil millones a Coopemex. Por eso, al quebrar la cooperativa, también fue uno de los afectados.
Analizando las diferentes probabilidades, los analistas de la entidad bancaria determinaron que resulta mejor opción la compra porque de esa forma el impacto sobre indicadores como patrimonio y cartera crediticia es menor que si dejase que la cooperativa se disuelva.
El dinero para la compra lo conseguirá en gran medida de capital propio, mientras que una cuarta parte (alrededor de ¢25 mil millones) podría buscarla en bolsa, a través de una emisión de títulos.
Ahora le corresponderá al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) determinar si el Popular hizo bien los números.
El Conassif dará su visto bueno en el corto plazo, porque la expectativa es presentar el documento a la Asamblea de Delegados (inversionistas) de Coopemex el 19 de junio, para que aprueben o descarten la propuesta.
De lograr la aceptación de ambos, el tema volvería al Conassif, y la venta podría firmarse en el transcurso de la primera semana de julio.
El componente malo de Coopemex, como créditos en situación irregular o con deudores que son calificados como de alto riesgo, irían a un fideicomiso que también administrará y financiará el Banco.
Si al finalizar la venta de edificios, propiedades y recuperación de créditos queda dinero, este se repartirá entre los asociados que aportaron capital social a la cooperativa.

Daniel Chacón
[email protected]