Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Pops capitaliza su marca en el istmo

Redacción La República [email protected] | Viernes 01 febrero, 2008



Compañía tiene 35 años de haberse regionalizado
Pops capitaliza su marca en el istmo

• Empresa proyecta sumar 12 establecimientos más a su cadena de 122 heladerías en Centroamérica
• Adquisición de franquicia Häagen Dazs para Costa Rica y la región afianza dominio en el mercado

Eugenia Soto
[email protected]

Las Heladerías Pops, propiedad de American Ice Cream Company Inc., crecieron en sus 40 años de existencia de un solo local, a una cadena que opera en cuatro países del istmo.
Dejando atrás a varios competidores en su trayectoria, la empresa se ha cimentado, según sus propias estimaciones, como líder del mercado de heladerías en Costa Rica; aunque todavía le queda el reto de destronar a Dos Pinos del liderazgo en la venta por volumen de helados.
El ímpetu mostrado por American Ice Cream Co. no solo quedó claro con su temprana regionalización; sino que se ha plasmado en la incursión en nuevas líneas de negocio como las cafeterías EntrepansCafé y la adquisición de la franquicia Häagen Dazs para Costa Rica y Centroamérica.
La primera de las heladerías Pops se enclavó contiguo al Colegio La Salle en La Sabana, después de que el empresario nacional Carlos Lachner se viera motivado por la visita de un estadounidense para lanzarse a la aventura de fabricar helados con una formulación de Estados Unidos.
Pops se enclavó en esa ubicación geográfica y también en el gusto de los consumidores en Costa Rica, pero no se quedó ahí.
Muy temprano, con tan solo tres años de existencia, la empresa decidió regionalizarse, y hoy cuenta con operaciones en Guatemala, El Salvador y Nicaragua.
“Somos casa matriz. Desde aquí se rigen todas las normas y políticas para el resto de Centroamérica; y de aquí cada gerencia hace su labor de asesoría y de supervisión con sus homólogos en cada país”, dijo Carlos Abreu, presidente de la empresa.
Con esta expansión regional, actualmente 122 heladerías Pops operan a lo largo del istmo, las cuales son abastecidas desde las plantas productoras de la compañía ubicadas en Costa Rica y Guatemala. La compañía proyecta sumar, por lo menos, 12 establecimientos más a su cadena de heladerías.
Este crecimiento precoz se acompañó de un proceso de incremento en el número de puntos de venta en el territorio nacional, y de la construcción de un modelo de negocio dotado de flexibilidad, estímulo a la innovación y observancia estricta de los estándares de calidad.
Los frutos de la estrategia se reflejan en el crecimiento del 30% en las ventas durante el año pasado, en comparación con 2006; para este año, la compañía tiene como meta alcanzar un incremento del 25%.
Co
n un 25% de participación en el mercado, Abreu asegura que Pops es el líder entre las heladerías del país. Tomando en cuenta las ventas tanto en heladerías como en supermercados, la compañía es el segundo actor, detrás de Dos Pinos.
La estrategia de la compañía para mantenerse vigente en el mercado ha sido estar cada vez más cerca del consumidor.
“Las complicaciones del tráfico hacen que la gente no esté dispuesta a pasar los obstáculos para llegar a una heladería a la que antes tenían acceso fácilmente. Ahora los consumidores piensan: si no me queda más cerca, no voy”, comentó Abreu.
Con 52 heladerías en funcionamiento Pops cubre, a juicio de Abreu, con eficiencia las necesidades de sus clientes en el área metropolitana.
Fuera del Valle Central, Pops cuenta con puntos de venta en Tamarindo, Jacó, Ciudad Quesada, Turrialba, Esparza, Grecia, Guápiles, Limón y Pérez Zeledón, entre otros.
“Definitivamente estamos bastante cubiertos, aunque algunas provincias están flojas, como Guanacaste, donde solo tenemos presencia en Tamarindo. Uno de nuestros objetivos es crecer de manera importante en Guanacaste”, explicó el presidente de la compañía.
La decisión de donde ubicar un nuevo local es vital para la compañía en su proceso de aumentar la cobertura territorial de su servicio. Elementos como el tráfico peatonal, número de viviendas, atractivo de los comercios cercanos y las necesidades de los consumidores que rodean un área determinada son analizados para asegurar que las áreas de influencia de los locales no se traslapen.
Por ejemplo, aunque poco menos de 500 metros separan el punto de ventas de Pops en el mall San Pedro y la heladería ubicada cerca de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, el público que sirven, así como su área de influencia, son distintos.
“Si alguien estudia en la UCR no quiere decir que necesariamente visite el mall San Pedro; ni para llegar al mall hay que pasar obligatoriamente por la Universidad. Estas heladerías se mantienen porque atienden diferentes segmentos del mercado”, aseguró Abreu.
Además de este proceso de emplazamiento estratégico de sus puntos de venta, Pops se ha valido de constante innovación en sabores y presentación de sus productos para hacer frente a la competencia.
Siguiendo tendencias de consumo mundiales, Pops introdujo un helado bajo en grasa y endulzado con Splenda; y nuevos sabores como el dulce de leche.
Y aunque hay algunas cosas que no cambian en Pops, como el control estricto de los estándares de calidad, servicio e higiene; la empresa busca en la flexibilidad la mejor vacuna contra la obsolescencia.
“Antes teníamos hora pico los domingos a las 3 p.m. Ahora no. La gente sale más tarde o va más de paseo y regresa a las heladerías a las 7 p.m. En ese sentido nos hemos ido adaptando y analizando los cambios en los hábitos del consumidor, eso hace que nos mantengamos vigentes y flexibles a las necesidades actuales”, afirmó Abreu.
Como parte de este esfuerzo por mantenerse al ritmo de los tiempos actuales, American Ice Cream
Company decidió en 2003 crear las cafeterías Entrepans Café.
Esta nueva línea de negocio está inspirada en un concepto europeo y busca aprovechar la tendencia mundial de incremento en el consumo del café. Esta misma predisposición inspiró a McDonald’s, la mayor cadena de restaurantes de comida rápida del mundo, a vender café gourmet en sus puntos de venta.
“Entrepans busca diferenciarse de la comida rápida. Es un lugar donde se puede tomar café, disfrutar de un rato agradable con Internet gratis, en un ambiente que busca ser más casero. Hemos tratado de introducir un concepto innovador y diferente pero de tendencia mundial en Costa Rica”, dijo Abreu.
La compañía proyecta la apertura de por lo menos tres nuevas cafeterías, las cuales se sumarían a los nueve locales que operan actualmente.
La empresa también adquirió la franquicia para Costa Rica de la conocida marca de helados Häagen Dazs. Este producto importado está destinado a los sectores altos del mercado debido a que su precio es más elevado que el de los helados Pops.
“Häagen Dazs es un helado que se importa directamente desde París, Francia. Paga importantes impuestos de introducción al país. Sus sabores son más sofisticados como el helado de Baileys o el de Cheesecake”, comentó el presidente de American Ice Cream Company.
Con la marca Frizz, la empresa pretende además conquistar al público que busca un producto de precio más cómodo. “Los sabores de Frizz son más costarricenses, como sorbetera, natilla con fresas, etc. Esto hace que este helado sea más arraigado a ciertas tradiciones de Costa Rica”, señaló Abreu.
Así, equipada con una amplia red de heladerías, productos para varios segmentos del me
rcado y un equipo de trabajo motivado, la compañía ya ve más allá de sus actuales operaciones.
Aunque todavía no hay planes certeros sobre futuras expansiones, es poco probable que American Ice Cream Company se duerma en sus laureles.