Enviar
Pop se adueñó de La Guácima


Los miles de personas que se dieron cita en La Guácima disfrutaron en grande de las interpretaciones de Seal, un ensamble de músicos nacionales y Porpartes


Carolina Barrantes
[email protected]

A pesar de que no llegó la cantidad de público esperada, los miles de jóvenes y adultos que se dieron cita ayer en La Guácima volaron como un águila al ritmo de piezas pop y baladas, en el cierre del Festival Imperial 2008.
El magno evento musical, que abrió sus puertas al público a las 4 p.m., por cuanto hubo que realizar pruebas de sonido adicionales, congregó a más de 15 mil personas, quienes lucharon por obtener la mejor vista al escenario principal, en una tarde ventosa y fría.
La apertura de la serie de conciertos estuvo a cargo de los mexicanos de Zoé, quienes trataron de calentar un poco el ambien
te en el autódromo alajuelense, con sus éxitos “No me destruyas más” y “Vinyl”.
El recibimiento que tuvo la agrupación fue muy tímido por parte del público; sin embargo, el vocalista y guitarrista León Larregui, agradeció el apoyo, al decir “Estamos muy contentos de visitar la República de Costa Rica, y esperamos que no sea la última vez que nos veamos”.
Los artistas continuaron su presentación con un repertorio mucho más animado musicalmente, y que incluyó las canciones “Miel”, “Vía Láctea”, “Solo”, “Dead”, “Peace and love”, Paula”, “Love”, “Soñé” y “Deja te conecto”.
La segunda edición del Festival Imperial continuó con la presentación de Porpartes y un ensamble de músicos nacionales, que dejaron en alto el nombre del país, ante una cantidad de público que fue aumentando con el paso de las horas.
El primero en subir al escenario fue el quinteto liderado por Marco “Macho” Salazar, a las 6.30 p.m., quienes se ganaron el aplauso de los presentes, por la energía que demostraron en cada una de sus interpretaciones, y las cuales iniciaron con la pieza “Quiero más”.
El repertorio de la banda, que se extendió por poco más de 45 minutos, incluyó además los temas “Solo Paz”, que formará parte de su próxima producción, y las reconocidas canciones “Mira” y “Sentir”.
La agrupación se despidió con el tema “Silencio”, que forma parte de su primer disco, y con el que se hizo merecedora de una gran ovación por parte del público.
El ensamble de músicos nacionales, por su parte, continuó la velada artística con un repertorio renovado y con un integrante nuevo, el cantautor Bernardo Quesada.
En esta ocasión, los nacionales presentaron una serie de piezas reconocidas como “Al final”, de Marta
Fonseca; “Maquillaje”, de Quesada; “La modelo”, del recordado cantautor José Capmany, y “Sola” del vocalista de Kadeho, “Mechas”.
No obstante, la pieza más laureada del ensamble fue “Frágil”, de Patricio “Pato” Barraza, quien interpretó la canción en compañía del grupo y del gran coro en el que se convirtió el autódromo alajuelense.
Serían las 7.40 p.m., cuando el reconocido cantante de soul y baladas, Seal, salió al escenario detrás de un amplio juego de luces amarillas, rojas y azules, y haría estallar de júbilo a los miles de asistentes.
El cantante inglés, que vistió un traje formal blanco, inició su repertorio con las piezas “Under the world” y “Amazing”, y maravilló al público con sus bailes y habilidad para desplazarse por todo el escenario.
El artista saludó a los asistentes con un cálido “Hola, muchas gracias, bienvenidos”, y los hizo corear un gran ¡ooooohh!, para dar inicio a su tercera canción de la noche “Killer”, y que forma parte del disco que lleva el mismo nombre del artista, “Seal”, de 1991.
Mañana daremos a conocer más detalles sobre el final del Festival Imperial 2008; al cierre de esta edición el cantante inglés se encentraba a la mitad de su presentación.

Ver comentarios