Enviar
Viernes 29 Enero, 2010

Política exterior y Oriente Medio

La política exterior de la administración actual del presidente Arias se ha caracterizado por un fuerte impulso a la reactivación del papel de Costa Rica en el mundo, tanto a nivel bilateral como multilateral, con una destacada participación en foros regionales y mundiales.
La relación con Oriente Medio en las últimas décadas se había mantenido con poca actividad, a excepción de Israel, con quien Costa Rica comparte una estrecha relación de amistad y cooperación de más de 60 años.
El 5 de febrero de 2008 en la sede de la Misión Permanente de Costa Rica ante las Naciones Unidas en Nueva York, se acordó el establecimiento de relaciones diplomáticas entre la República de Costa Rica y el Estado de Palestina. Dicha decisión se unía a los esfuerzos en la normalización de relaciones con los países del mundo árabe e islámico propuesta por el Dr. Arias Sánchez, que junto a Egipto, Bahréin, Kuwait, Jordania, el Líbano, Yemen y Omán, confirman el interés de retomar al principio de política exterior costarricense de universalidad en las relaciones exteriores defendido por el presidente José Figueres Ferrer.
Luego de la visita presidencial realizada en noviembre pasado, que incluyó a Turquía, Israel y Palestina, el Gobierno costarricense reafirmó la importancia del diálogo para llevar la paz a Oriente Medio.
En los últimos días, la llegada del Emir de Qatar a nuestro país y su reunión con el Presidente de la República ha dado una muestra de la gran disposición de los países árabes e islámicos por mantener vínculos estrechos con Costa Rica. La firma de un acuerdo de inversión recíproca y la apertura de representaciones diplomáticas en ambos países amplían el horizonte en la política exterior costarricense hacia esa región, relegada por años.
La candidata del partido oficialista, Laura Chinchilla Miranda, a quien las encuestas señalan como eventual ganadora de los comicios electorales de este año, ha manifestado en su plan de gobierno el interés de mantener y profundizar los esfuerzos de la administración Arias con estos países orientales.
Solo el tiempo dirá si Costa Rica podrá convertirse en un mediador a favor de la paz, el diálogo y en franca lucha contra el terrorismo de grupos fundamentalistas islámicos, que boicotean la imagen de esas naciones y desestabilizan a la región.

Alejandro Badilla Coto
Estudiante de relaciones internacionales-UNA