Foto 1
Enviar

Política cambiaria china entra en crisis ante caída de acciones

China se encuentra en un dilema en relación con su moneda: ¿Cómo promover el yuan en el comercio global y usarlo al mismo tiempo para estabilizar la volatilidad del mercado?
El Banco Popular de China mantiene la versión interna del yuan en alrededor de 6,2 por dólar a pesar de que promete un papel más importante para las fuerzas del mercado.
En una declaración de la semana pasada, el gabinete dijo al mismo tiempo que permitiría que la moneda fluctuara en una banda más amplia y que la paridad cambiaria debe ser estable.
Un yuan de uso libre es una exigencia clave del estatus de Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional que China busca.
Pero flexibilizar los controles al tiempo que las acciones caen hace que se corra el riesgo de oscilaciones que podrían impulsar salidas de capital y afectar a la segunda mayor economía del mundo.
“Es un momento de confusión en cuanto a políticas”, dijo Cliff Tan, jefe de análisis de mercados globales para el este asiático de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ en Hong Kong.
“El gobierno chino se está asustando en tanto toma la liquidación del mercado bursátil como una amenaza a su credibilidad. Diferentes departamentos presentan sus propuestas sobre lo que debe hacerse, pero éstas son contradictorias entre sí”.
La tensión se refleja en los mercados, donde la brecha entre el yuan interno y el valor de la moneda en Hong Kong se amplió la semana pasada a 0,29%, la mayor diferencia desde marzo.
Mientras el yuan interno ha permanecido fijo, el yuan externo experimentó la mayor caída en más de tres meses el 24 de julio, cuando la declaración del gabinete sembró confusión entre los operadores.
JPMorgan Chase Co. y Commonwealth Bank of Australia tomaron la declaración del Consejo de Estado como un indicio de que China flexibilizará el límite de oscilación de 2%.
Es vital para China adoptar una paridad cambiaria flexible, basada en el mercado, para contribuir a corregir los desequilibrios que limitan el consumo interno, dijo el FMI en un informe del martes.

Bloomberg

Ver comentarios