Política migratoria requiere reformas
Enviar
Política migratoria requiere reformas


La necesidad de las empresas de importar trabajadores no solo ha enfrentado al istmo, sino que evidencia aún más el retraso que tiene el país en materia de una adecuada regulación migratoria, tanto para que se efectúe sin problemas la mencionada importación como para evitar que una falta de controles idóneos incida negativamente en los esfuerzos que se realicen por devolver la seguridad al país.
Los países deben adoptar las medidas que en cada caso consideren mejores a fin de tener un flujo saludable de personas por sus fronteras y así lo hacen. España, por citar un ejemplo, endureció hace poco más de mes y medio las medidas exigiendo mayores requisitos a quienes deseen ingresar a ese país y no pertenezcan a la Unión Europea.
Una publicación de LA REPUBLICA de ayer señala que aunque Guatemala, Honduras y Nicaragua se perfilan como los principales generadores de mano de obra, el auge que experimentan diversos sectores de la economía en los países vecinos podría provocar la búsqueda de personal en destinos suramericanos, según explica el director de la Organización Mundial de Migraciones.

Estos movimientos, cambiantes según varíen las condiciones de producción, la existencia de mano de obra y sus características, así como la creciente necesidad de tener una política integral que conduzca a recuperar la pérdida de seguridad en el país, hacen indispensable el establecimiento de una regulación migratoria acorde a las actuales circunstancias.
El éxodo de personas por diversas causas, el aumento de viajes por razones de trabajo o de turismo, son características del mundo de hoy que exigen a los países actualizar requisitos para atravesar sus fronteras.
Estos deben permitir un tránsito fluido de gente pero tener controles que impidan la infiltración de individuos que puedan afectar la seguridad nacional.

Ver comentarios