Poder estará repartido entre cuatro
Uno de los llamados a brillar en la nueva Asamblea Legislativa es Ottón Solís en el PAC. De ganar ese partido, deberá negociar. Marco Monge/La República
Enviar

Bajaría cantidad de partidos independientes

Poder estará repartido entre cuatro

Urgirá capacidad para negociar con Congreso disperso

Sin importar quién gane las elecciones este domingo, el nuevo Presidente estará obligado a negociar con diputados para impulsar sus propuestas.

201401292257370.n33.jpg
Prever cuatro grupos, con unos 15 diputados cada uno, es lo que obligará a la búsqueda de consenso entre el Ejecutivo y el Congreso.
De lo contrario, el país sufrirá cuatro años de estancamiento.
La cercanía de los principales partidos en la intención de voto, hace prever que la próxima Asamblea no estará ajena a esa dinámica, y se dividirá más o menos de manera homogénea en cuatro grupos de diputados.
Esto implica que ninguno de ellos alcanzará la mayoría simple para dirigir los destinos de Cuestas de Moras.
En buena teoría, Liberación Nacional, el Frente Amplio, Acción Ciudadana y el Movimiento Libertario se repartirán la mayoría de las 57 curules, prácticamente, sin dejar espacio a los grupos independientes.
Todos, a excepción de Liberación estiman que sus nuevas fracciones contarán con un promedio de unos 15 legisladores.
En el caso de los oficialistas, esperan hasta 29 congresistas.
Sin embargo, en este momento, el contexto político es muy diferente.
Parece ser una meta poco realista, pues la última vez que Liberación logró semejante apoyo popular fue hace 28 años.
El primero en reconocer esta nueva realidad es Johnny Araya, candidato de Liberación Nacional, quien desde ya anuncia que de llegar a la Presidencia impondrá la negociación como su sello principal.
“Vamos a poner en marcha una iniciativa de negociación política que no acepta exclusiones. Queremos emular lo que se ha hecho en otros países como Alemania y México para sacar adelante proyectos de interés nacional que solo se pueden impulsar con consensos”, dijo Araya.
La división del Congreso, en cuatro grupos mayoritarios con fuerzas equilibradas, es algo que nunca se ha presentado en la historia.
En 2002 con la irrupción del PAC en la política nacional se eligió a tres grupos fuertes, pero ninguno de ellos con más de 19 congresistas.
De esta forma el gobierno de Abel Pacheco tuvo que lidiar con el primer Congreso multipartidista.
En caso de que este domingo el pastel se divida entre cuatro grupos fuertes, el nuevo presidente tendrá ante sí un gran reto, estiman otros candidatos a la Presidencia.
“Otros partidos contarán con un número similar al nuestro, lo que significa una división clara del próximo Congreso y un escenario complejo para el gobierno”, expresó Otto Guevara, aspirante libertario y primer lugar para diputado por San José.
Otro partido que hace números alegres sobre la cantidad de legisladores que elegirá este domingo es el Frente Amplio.
Al inicio de la campaña el cálculo no superaba las cinco o seis curules.
No obstante, la simpatía que generó José María Villalta como candidato presidencial en los últimos meses, hace prever a la dirigencia izquierdista una fracción de unos 15 legisladores.
En ese sentido, es algo que “nunca previmos, como una bola de nieve”, expresó Rodolfo Ulloa, secretario general del Frente Amplio.
Los pronósticos de las principales agrupaciones dejarían prácticamente sin espacio a grupos minoritarios como el Pase de Óscar López, Nueva Generación de Sergio Mena o Patria Nueva de Lisbeth Quesada, además de las propuestas evangélicas.
Por otra parte, sin importar el número de diputados que llegará al Congreso por partido, lo cierto del caso es que la nueva Asamblea ya tiene sus figurones.
Por ejemplo, en el caso de Liberación la nueva bancada estará liderada por políticos de amplia trayectoria como Antonio Álvarez, Sandra Piszk, Rolando González y Maureen Clarke.
En el caso del PAC, los nuevos diputados de esa bancada incluirán a los economistas Ottón Solís, Epsy Campbell y posiblemente Henry Mora.
Para la agrupación izquierdista del Frente Amplio es un hecho que Patricia Mora y el sindicalista Jorge Arguedas serán electos por San José. Mientras que el ambientalista Edgardo Araya logrará un puesto por Alajuela.
Los libertarios solo cuentan con Guevara con amplia experiencia para liderar la nueva camada de diputados.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios