Enviar
Pocas sorpresas
Roger Federer arranca sobrado en el Abierto de Australia

El arranque del Abierto de Australia mostró a un Roger Federer sólido, en un día de pocas sorpresas pero en el que dijeron adiós los dueños de algunos apellidos conocidos como Berlocq, Davydenko y Dulko.
Federer, al igual que la danesa Caroline Wozniacki, la número uno del mundo no tuvieron problemas en sus arranques.
El suizo fulminó con doble 6-1 y 6-3 al eslovaco Lukas Lasko, quien semanas atrás, en Doha, tuvo contra las cuerdas al español Rafael Nadal.
Federer reconoció sentirse a gusto con su nivel. “Disfruto mucho de mi juego. Estoy a un buen nivel. Realmente bien en estos momentos. Estoy feliz de como van las cosas”.
Pero por otra parte, cambia, todo cambia, como dice la canción, para el ruso Nikolay Davydenko, quien semanas atrás había vencido en Doha a Nadal y ayer fue sonrojado por el alemán Florian Mayer, que lo superó en cuatro sets 6-3, 4-6, 7-6 (4) y 6-4.
Mientras, Wozniacki, que busca su primer grande, también arrancó sin problemas ante la argentina Gisela Dulko, una de las bajas latinoamericanas que cayó en dos sets 6-3 y 6-4.
Otra baja latina fue el uruguayo Pablo Cuevas, que padeció la derrota más dolorosa. Dejó escapar un duelo interminable ante el portugués Frederico Gil, que tras cuatro horas y 40 minutos de partido se llevó el triunfo para avanzar a la segunda ronda.
Otros resultados de conocidos fueron las victorias de el estadounidense Andy Roddick sobre el checo Jan Hajek por 6-1, 6-2 y 6-2. En femenino Maria Sharapova, campeona en 2008 y otra vez finalista, empezó arrollando a la tailandesa Tamarine Tanasugarn por 6-1 y 6-3.
Tampoco fallaron la belga Justine Henin, undécima favorita, finalista el pasado año y campeona en 2004, aunque se dejó un set en el camino contra la india Sania Mirza (5-7, 6-3 y 6-1), ni la poderosa estadounidense Venus Williams, quien tumbó a la italiana Sara Errani por 6-3 y 6-2.

Luis Rojas y EFE
[email protected]


Ver comentarios