Enviar
Encuesta de las Naciones Unidas revela que ciudadanos se sienten seguros solo en su casa
Población percibe a San José como el sitio más inseguro

• Hombres y jóvenes son vistos como las personas que efectúan la mayor cantidad de crímenes

Pablo Mora
[email protected]

Más de la mitad de la población costarricense considera el centro de San José como el lugar donde se cometen más actos violentos, muy por encima del resto del país.
Considerar al casco central como el lugar más inseguro coincide con que la mayor cantidad de delitos ocurren en esa área, en especial estafas, hurtos, lesiones, robos y homicidios.
Otro dato que llama la atención es que cuanto más lejos viva el entrevistado de la Gran Area Metropolitana, peor es el concepto que se tiene de San José como lugar seguro.
Los datos se desprenden de la Encuesta Nacional de Seguridad Ciudadana que difundió el Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) esta semana.
Incluso los mismos ciudadanos de la capital la ven como una ciudad peligrosa. Así lo consideró el 45% de los consultados, cifra que aumenta entre las personas que habitan en ciudades fuera del Valle Central (52,5%), y en el resto del país rural (61%).
Este dato representa un reto para las autoridades locales, en momentos en que se apuesta por el repoblamiento del casco central.
“Es importante actualizar esos datos con los esfuerzos que se han hecho. Hemos puesto 50 policías municipales más en el centro de San José. Además, la Fuerza Pública creó la Unidad Metropolitana de Policías para el cuadrante central y tenemos 2 mil clientes en el monitoreo de alarmas, que cubren ya el 70% del centro de la ciudad”, comentó Johnny Araya, alcalde de San José.
La construcción de bulevares y espacios agradables para el tránsito es otra de las apuestas de la alcaldía josefina para atraer más habitantes y comercio, y sacar la delincuencia del casco central.
“El convencimiento de San José como un lugar seguro no se logra de un día para otro. Pero la factibilidad de la construcción de tres torres de condominios frente al mercado de mayoreo por parte de la empresa privada nos dice que vamos por buen camino”, señaló Araya.
Por otro lado, los costarricenses consideran que su entorno cercano es más seguro; por ejemplo, solo un 3,7% considera que su casa de habitación es un sitio riesgoso para sufrir un crimen y apenas un 7% piensa lo mismo del entorno fuera de su casa.
Además, los hombres son vistos como los principales victimarios de la sociedad costarricense: así lo consideran tres de cada diez personas. Casi una cuarta parte otorga ese calificativo poco halagador a la juventud, que de forma impresionante supera al temor que generan los drogadictos, quienes se ubican en el tercer lugar de “peligrosidad” en ese ranking, con un 18,9%.
Dentro de esa misma lista, los nicaragüenses y colombianos son considerados como poco peligrosos, pues solo un 1,5% y un 0,4% de los costarricenses los consideran como los ejecutores de la mayoría de actos violentos.
Sin embargo, el doble discurso social se reflejó en el informe del PNUD, pues cuando se consultó por la nacionalidad de quienes cometen más crímenes, la mitad de los encuestados señaló a los nicaragüenses, una quinta parte a los colombianos y apenas un 17,8% a los costarricenses.
La encuesta sobre la percepción de seguridad se realizó en diciembre de 2006 y tomó como base a 2.517 personas, entre ellas 300 extranjeros. El margen de error registrado fue de dos puntos porcentuales.


Ver comentarios