PLN desobedece “consejo” de Figueres
“La oposición a nuevos gravámenes nos une más al PUSC”, concluyó Paulina Ramírez, diputada del PLN. Gerson Vargas/La República
Enviar

Verdiblancos hacen lo posible para que PAC no dirija Congreso

PLN desobedece “consejo” de Figueres

Negativa a nuevos impuestos uniría a Liberación y al PUSC para el 1° de mayo

Un par de semanas después de que José María Figueres dijera que lo mejor para el país sería que el PAC estuviera al frente de la Asamblea Legislativa por un año más, la bancada de Liberación Nacional hace todo lo posible para que esto no suceda.
Al considerar que el Gobierno no tiene rumbo e “improvisa” y que estos problemas se podrían extender por un año más, los legisladores verdiblancos prefieren desmarcarse del consejo que les dio José María, para conformar un directorio de oposición, incluido el cargo de presidente del Congreso.
“Sin importar a quién nombre el PAC como candidato a la presidencia del Congreso, el PLN no lo apoyará, porque no queremos que se repitan los abusos y exabruptos que impulsó Henry Mora y ese partido en este primer año de trabajo en la Asamblea”, expresó Juan Marín, diputado del PLN.
La negativa de seguir el consejo de Figueres como jerarca del PLN, es el primer desacuerdo entre la bancada verdiblanca y su máximo líder.
Sin embargo, los diputados del PLN minimizan el desencuentro y lo califican como algo “normal” en una relación política.
Los legisladores ven en la elección del 1° de mayo, una oportunidad para impulsar una agenda y darle rumbo al país, en vez de dejarle al PAC toda la responsabilidad de administrar el aparato estatal, como ha sugerido Figueres.
“No hay ninguna diferencia con don José, su opinión es muy calificada, pero en esta ocasión, la fracción decidió tomar otro camino porque sentimos que el cambio que prometió Luis Guillermo Solís no se siente en las comisiones y en el Plenario y que por tanto, hay días que ni siquiera las comisiones plenas trabajan”, indicó Antonio Álvarez, legislador del PLN.
Para que la bancada oficialista no gane el pulso del 1° de mayo, el PLN ya ofreció sus 18 votos al PUSC para que ese partido nombre a uno de sus diputados como presidente del Congreso y, al mismo tiempo, trabaja en la conformación de una agenda conjunta de trabajo con dicha agrupación.
En la carrera por el 1° de mayo, el oficialista PAC llevaría la desventaja, pues Liberación Nacional y el PUSC están de acuerdo en no promover nuevos impuestos hasta que se contenga el gasto, mientras que el Gobierno y su fracción han anunciado para este año el impulso de tributos por medio del IVA y cambios a la renta.
“Estamos esperando la definición de otras fracciones, entre ellas la del PUSC, para ver qué otras negociaciones podemos hacer. Lo que sí es claro es que la oposición a nuevos gravámenes nos une más al PUSC”, concluyó Paulina Ramírez, diputada del PLN.
Para ganar el pulso por el control del Congreso, los bandos enfrentados requieren al menos 29 votos.
Perder el directorio legislativo sería un duro golpe para el Poder Ejecutivo.
Esto, porque no habría posibilidades de impulsar resoluciones desde la presidencia del Congreso, potestad que le permitió a Henry Mora defender el presupuesto este año por ¢7,9 billones de cualquier recorte.
Sin embargo, la pérdida más grande para el Gobierno sería que la oposición tendría el chance de distribuir a su antojo a los 57 diputados entre las diversas comisiones, y de esta forma se garantizaría un control de los foros legislativos de acuerdo a sus intereses.
Ahí, una mayoría de legisladores opuesta a nuevos tributos en la comisión de asuntos hacendarios podría bloquear los gravámenes que pretende Luis Guillermo Solís.

201504282159460.14.png


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR
 

Ver comentarios