Plebiscito ambiental definirá inversión de Energías
Enviar
Plebiscito ambiental definirá inversión de Energías

Panamá- La empresa Energías se comprometió a respetar el medioambiente con los habitantes de la zonas de Panamá que se verán afectadas por su proyecto de construir un parque industrial y un oleoducto interoceánico.
Este compromiso fue adquirido por los ejecutivos de esa empresa en una consulta pública, requerida por ley para este tipo de proyectos, con los representantes de los habitantes de la isla de Taboga (Pacífico), la capital del país y el distrito de Arraiján.

El proyecto, denominado Centro Energético de las Américas (CELA) y pendiente de aprobación por parte de la Autoridad Nacional del Medioambiente (ANM) de Panamá, supondrá una inversión total de unos $35 mil millones durante los próximos 20 años.
El director de Operaciones del CELA, Henry Jiménez, aseguró ante los representantes de las organizaciones ambientalistas y los líderes y autoridades de las comunidades presentadas que el complejo está diseñado sobre la premisa de la responsabilidad ambiental y social.
“Ninguna industria es tan escrutada y exigida como la nuestra y por ello tomamos todas las provisiones que demandan nuestras operaciones” de trasiego interoceánico de hidrocarburos, manifestó.
Jiménez apuntó que, “queremos que nuestro proyecto sea reconocido como un hito y modelo a seguir para el desarrollo de iniciativas similares en América Latina”.
El Plan Maestro del proyecto establece como prioridad la conservación de los arrecifes de corales de las zonas de influencia (en el Pacífico y el Mar Caribe) y el oleoducto está trazado por zonas que han sido previamente intervenidas.
“Así buscamos proteger al máximo las reservas naturales aledañas a la zona de desarrollo del proyecto”, señaló Jiménez.
Tal como lo exige la ley, el CELA puso a disposición transporte gratuito para los moradores de la isla de Taboga (Pacífico), la capital y el distrito de Arraiján, por donde pasarán las tuberías, para que participen en la consulta.
El CELA contará con un sistema de tratamiento y reciclaje de aguas limpias y residuales así como avanzados procesos de tratamiento de residuos industriales, apuntó la fuente.
La primera fase tomaría 24 meses de construcción. “Estamos listos para arrancar, y lo haremos una vez recibamos los permisos respectivos”, acotó.
Durante la primera etapa del proyecto se invertirán alrededor de $1.200 millones.
Cuando esté en pleno funcionamiento, el Parque generará cerca de 8 mil empleos operativos y alrededor de 32 mil empleos directos en los picos de construcción, explicó.
“Uno de nuestros más grandes aportes al país será la formación de nuevos técnicos y profesionales en alianza con institutos y universidades panameñas, y posteriormente en el Centro de Adiestramiento que operará en nuestras instalaciones, donde se capacitará personal en distintas disciplinas relacionadas con la industria petrolera y petroquímica”, puntualizó Jiménez.
El pasado 20 de noviembre la empresa “Energías” presentó al presidente panameño, Martín Torrijos, el proyecto, que pretende convertir a Panamá en el “centro energético” de Latinoamérica.
El proyecto está basado en el parque industrial que ya funciona en la isla de Jurong, propiedad de la empresa de ese mismo nombre, en Singapur.
El CELA consiste en la instalación de un parque industrial, con capacidad para refinar 2 millones de barriles de petróleo diarios, en un área de 1.500 kilómetros cuadrados, además de la construcción de un oleoducto interoceánico que discurrirá paralelamente al Canal de Panamá.
Este oleoducto, que partirá del parque industrial instalado en la localidad de María Chiquita, en el litoral caribeño de Panamá, desembocará en el océano Pacífico en una plataforma flotante que construirá para tal efecto Energías.
El proyecto fue presentado por el empresario español Jesús Barderas y el dominicano Abraham Hazoury, presidente y vicepresidente de Energías y propietarios de la empresa.

Ver comentarios