Enviar
Jacó, Tambor, Quepos, El Coco y Portete rebasan los niveles mínimos permitidos
Playas más visitadas tienen alta contaminación fecal

• Situación pone en riesgo salud de bañistas, alerta Ministerio de Salud
• Gobierno realizará barridas para eliminar vertederos de aguas sucias

Danny Canales
[email protected]

Jacó, Quepos, Tambor, El Coco y Portete están en alerta roja por contaminación.
La situación fue anunciada ayer luego de trascender que esas playas registran una alta contaminación fecal.
No respetar la recomendación de no nadar en esas costas podría exponer a los bañistas a infecciones e incluso a la muerte.
Tal es el grado de contaminación, que las autoridades de Salud adelantaron que realizarán “barridas” para sanear las costas.
Además se colocarán carteles donde se indicará a los bañistas cuáles sitios no son aptos para nadar.
El estudio sobre la calidad del agua fue elaborado el mes anterior por el Laboratorio Nacional de Aguas de Acueductos y Alcantarillados (AyA).
De acuerdo con parámetros internacionales, una playa apta para practicar deportes acuáticos es aquella que registre menos de 240 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua.
Sin embargo, algunos sitios registraron hasta 11 mil coliformes, como fue el caso de Portete.
Además, en Quepos se hallaron 2.400 coliformes, en el Coco Norte, 805; en Jacó, 472, y en Tambor, 327.
La contaminación en Quepos y Jacó es producto de que las aguas sucias de hoteles, restaurantes y residenciales son vertidas al mar sin ningún tipo de tratamiento.
En Tambor la situación es causada por los altos niveles de coliformes que vierte el río Pánica.
La medición de calidad del agua de mar forma parte de las políticas de saneamiento impulsadas por el Ministerio de Salud en conjunto con AyA.
El plan busca prevenir epidemias, explicó María Luisa Avila, ministra de Salud y coordinadora del área social del actual gobierno.
“Una persona que contraiga una bacteria y tenga bajas sus defensas podría exponerse a una seria infección que incluso le podría causar la muerte”, expuso la doctora.
Además explicó que si la contaminación logra alcanzar uno de los mantos de donde se extrae agua para el consumo humano podría desencadenar una epidemia.
Debido al gran peligro que se corre, Avila comentó que lanzarán un programa para combatir las fuentes de contaminación.
En caso de que se detecte que la contaminación es ocasionada por locales comerciales, la Ministra dijo que se ordenará su cierre hasta que corrijan el problema.
Por su parte, se invertirá en la construcción de sistemas de alcantarillado y plantas de tratamiento de aguas sucias, informó Ricardo Sancho, presidente ejecutivo de AyA.
En el caso de Limón se invertirán $22 millones en una tubería que lleve las aguas sucias de toda la provincia hacia el emisario submarino que se construyó en la provincia.
En Jacó, Puerto Viejo y Tamarindo se edificarán un alcantarillado y una planta de tratamiento de aguas sucias.
Trasciende en el análisis el giro que dieron Sámara Tamarindo y Puntarenas que ahora destacan entre las playas más limpias, luego de que tradicionalmente habían registrado una alta concentración de materia fecal.
Precisamente a Tamarindo se le dedicó un estudio especial dada la alta contaminación registrada el año anterior, que le costó incluso perder la Bandera Azul.
No obstante esta mejoría, Derner Mora, director del departamento de Aguas, dijo que todavía registra algunas descargas de aguas contaminantes que le impiden recuperar el galardón ambiental.
En el caso de Puntarenas destaca que apenas registró 2,6 coliformes por cada 100 mililitros de agua y Sámara 7,4.
Ver comentarios