Logo La República

Jueves, 20 de junio de 2024



FORO DE LECTORES


Planes reguladores: Gestión ambiental y territorial carecen de fortaleza en gobierno locales

Federico Li fli@uned.ac.cr | Miércoles 15 mayo, 2024


Federico Li


En Costa Rica existen leyes, decretos que deben cumplir las municipalidades o gobiernos locales, dándose una gran disparidad en la puesta en marcha de estas leyes y decretos, vemos que las municipalidades más ricas, por ende las ciudades más desarrollas del país, son los que tienen mayor implementación de estas leyes y decretos aun así solo cinco municipalidades de 84 tienen implementado el plan de gestión ambiental, siendo que la mayoría de las municipales y principalmente las presupuestos menores, es casi inexistente la aplicación de los planes municipales que tienen por deber el cumplir su puesta en marcha los gobiernos locales, son muy pocas las municipalidades que tienen una mayoría de los planes que exige la ley, es aquí donde deben de entran la universidad pública y con mayor razón la Universidad Estatal a Distancia (UNED), presente en 39 cantones del país, puede dar la asesoría y acompañamiento a los gobiernos locales en la implementación de los reglamentos que deben poner en práctica.

Con ello se estaría aportando a la equidad del desarrollo de los diferentes territorios, las municipalidades por medio de su planificación ordenada contribuyen al desarrollo ordenado y sostenible de su cantón, como lo podemos constatar en los países más avanzados en el mundo, su desarrollo lo han basado desde sus municipios por medio de sus gobiernos locales, al igual que estos municipios son las municipalidades las que conocen mejor sus necesidades particulares del cantón, estos se puedan desarrollar de una mejor manera, la planificación que debe responder a los aspectos territoriales de desarrollo desde lo macro o cantonal, lo meso o distritos y micro o sus pequeñas comunidades, con ellos los recursos económicos se estaría invirtiendo de una manera ordena , lógica por prioridad de necesidades del cantón.

Con ello se pretende tener un ordenamiento de desarrollo territorial y ambiental para planificar la atención a los desastres, los manejos y protección a los mantos acuíferos, y el crecimiento urbano desordenado.

De esta forma, evitaríamos el uso inadecuado del recurso hídrico (en manos del AyA o ASADAS), el descuido de las fuentes de agua y el mejoramiento de una agricultura con prácticas productivas sostenibles. Además, se evitarían los problemas viables que enfrenta la movilidad de personas y mercancías, y sí a ello le sumamos un adecuado manejo de los residuos sólidos evitaríamos los conflictos socioambientales en los diferentes cantones.

El último Informe Estado de la Nación para el 2018 señala que en todo el país solamente 20 cantones tienen Plan Regulador Cantonal completo (tal como define la Ley de Planificación Urbana de 1968), únicamente 22 cantones tienen planes parciales, tristemente únicamente cinco cantones cuentan con la viabilidad ambiental, en un país que nos jactamos de ser el número uno en responsabilidad ambiental mundial.

Sobre ello, existen muchísimos reglamentos, decretos y leyes alrededor de 24 normativas, para contribuir al desarrollo de los cantones

En lo correspondiente al ordenamiento territorial, se tiene como deudas claves que en la gran mayoría de los gobiernos locales no han puesto a funcionar de la manera óptima, entre las principales de 24 ordenamientos , las dos principales ordenamiento son la gestión ambiental municipal, el Plan Regulador Cantonal (PRC), las cuales son es una herramienta indispensable para el óptimo desarrollo territorial de un cantón y por ende del país. Según la legislación nacional, desde de los años sesenta del siglo pasado, los gobiernos locales, en vinculación con sus comunidades, son los responsables de definir cómo se realizarán los usos presentes y futuros del suelo urbano, agropecuario y de protección, con el fin de mejorar el desarrollo cantonal en armonía con la naturaleza, con la equidad socioeconómica, así como alcanzar la eficacia y eficiencia económica. El PRC, quizás el más complejo y lento de aprobar, pero de más alcance para la gestión del territorio, no existe en la mayoría de los cantones del país.

Como podemos ver en diferentes decretos y leyes que facultan y obligan a las municipalidades, están:

Decreto N° 37.623/2013 - Política Nacional de Ordenamiento Territorial - Costa Rica (Artículo 1. Párrafo 1)

(...) Estos objetivos comunes están asociados a un conjunto de “metas país” a corto, mediano y largo plazo. Estas metas están relacionadas con una serie de temas que engloban los lineamientos estratégicos que aspiran a convertirse en una “visión país” y que serán expresados de forma operativa en el Plan Nacional de Ordenamiento Territorial (PLANOT). El PLANOT actuará como el instrumento interinstitucional para la coordinación de agendas y acciones legales, administrativas y financieras. (...)

Ley N° 4.240/68 - Ley de Planificación Urbana - Costa Rica, ( Art. 1.)

Planificación Urbana, es el proceso continuo e integral de análisis y formulación de planes y reglamentos sobre desarrollo urbano, tendiente a procurar la seguridad, salud, comodidad y bienestar de la comunidad.

Decreto N° 37.623/2013 - Política Nacional de Ordenamiento Territorial - Costa Rica, (Artículo 1. Párrafo 11)

11. Mecanismos de Gestión. Con el fin de lograr el avance en las metas planteadas por la PNOT, MIDEPLAN será el encargado de velar por la inclusión sistemática e ininterrumpida de los temas estratégicos determinados en la misma, como parte de los Planes Nacionales de Desarrollo de las próximas administraciones. El PLANOT definirá las acciones estratégicas, programas y proyectos que deberán ser incluidos en la matriz del Sector Ordenamiento Territorial y Vivienda, o en su defecto, en la matriz del sector afín a la acción estratégica a ser incorporada.

El Plan de Ordenamiento territorial, es lo que permite consolidar la visión y misión de la que el gobierno local desea a corto, medio y largo plazo, el como va a desarrollar sus poblaciones de manera ordena, que contribuyan al crecimiento socioeconómico del país y de su territorio.

Como corolario, podemos acotar que para que el país tenga un desarrollo armónico como equilibrado, es de suma importancia que todas las municipales pongan a funcionar todo lo que la ley y decretos les exige, pero la evidencia demuestra que en las municipalidades “más pobres”, sus planes de desarrollo no existen y claro, es notorio el desorden vial, el desarrollo urbano, amén no hay planificación ni prospectiva del cantón, con ello condenan a su población a un círculo vicioso de subdesarrollo.

Espero que la UNED dé aún más un esfuerzo en los territorios del país, como la Universidad que está presente en todos los territorios de Costa Rica.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.