Enviar
Sector vaticina suspensión de planes de expansión
Plan fiscal desmotiva a zonas francas
Firmas bajo este régimen tendrían que pagar un impuesto del 1,5% sobre los ingresos brutos

La posible aprobación de la reforma fiscal atemoriza a las empresas de zonas francas, las cuales vaticinan desde ya una caída en la llegada de nuevas firmas al país y una parálisis en los planes de expansión.
Ello en razón de que el proyecto, conocido como Ley de Solidaridad Tributaria, que analiza el Congreso impone una serie de impuestos a este sector, de los cuales en la actualidad está exento.
Las firmas bajo este régimen tendrían que comenzar a pagar con la aprobación de la reforma un 15% por las remesas al exterior y servicios recibidos de otras naciones asesorías, consultorías, mercadotecnia, entre otros, gravamen del cual han estado libres desde hace más de 25 años.
Asimismo, un porcentaje igual por los dividendos que repatrian las compañías al exterior y un nuevo tributo, equivalente al 1,5% sobre los ingresos brutos.
De entrar en vigor esta ley, las nuevas reglas solo afectarían a las empresas que ingresen al régimen y aquellas que quieran ampliar sus operaciones en el país.
Esto en razón de que las firmas que actualmente están en una zona franca, gozan de un contrato que no es retroactivo; no obstante, si quieren expandir operaciones, ello requiere un nuevo convenio, bajo las nuevas normas.
Sin embargo, al sector le genera preocupación que dicha reforma entre a regir, pues establecer una nueva legislación tributaria a un año de recibir aprobación un cambio— genera incertidumbre entre los inversionistas.
Tomando en cuenta que las multinacionales preferirían invertir en otros países, donde las reglas están claras a largo plazo y los tributos menores.
“Solo deteriora la imagen del país con los inversionistas, ni siquiera somos capaces de mantener un esquema de incentivos por un año. Esto va contra las proyecciones de generar empleo, exportaciones e ingresos para el país”, dijo Jorge Brenes, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas.
De igual forma, el sector vaticina que varias de las empresas que actualmente tienen presencia en suelo nacional, darían marcha atrás a sus planes de ampliar operaciones, pues eso significaría una mayor carga tributaria.
“Se está trabajando en la construcción de zonas francas en Limón, Liberia, Cañas, Santa Cruz, Puntarenas y San Carlos, para llevar trabajo a dichas regiones lejanas del país; no obstante, con este plan fiscal sería imposible que firmas ya instaladas quieran trasladar parte de sus operaciones”, añadió Brenes.
En los últimos meses este sería el segundo cambio a la legislación tributaria de las empresas bajo el régimen de zona franca que realizaría el país. El año pasado, la Asamblea Legislativa por unanimidad, aprobó una reforma para estar acorde con los lineamientos de la Organización Mundial de Comercio.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios