Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Plan demócrata para Wall Street afectaría a pequeños inversores

Bloomberg | Viernes 15 julio, 2016

El Partido Demócrata respalda un impuesto a las transacciones financieras que ponga fin a “la especulación excesiva” y al fast trading que “amenaza a los mercados financieros”. Bloomberg/La República


 El Partido Demócrata corteja al progresismo estadounidense al reclamar un impuesto a las operaciones de Wall Street. Si logra su propósito, los pequeños inversores a quienes quiere conquistar podrían sufrir las consecuencias.
El partido respalda un impuesto a las transacciones financieras que ponga fin a “la especulación excesiva” y al fast trading que “amenaza a los mercados financieros”. Los pequeños inversores probablemente verían un incremento en el costo de comprar y vender, que nunca ha estado tan bajo. El impuesto, que apunta a los operadores del fast trading, que son los intermediarios dominantes de Wall Street, también podría elevar los costos de negociación al reducir la liquidez si esas firmas se retiran debido a la reducción de los márgenes de beneficio.
“Los políticos lo piensan como un impuesto a los tipos que causaron la crisis financiera”, dijo Keith Lawson, asesor jurídico del Investment Company Institute, entidad que representa a gerentes de cartera de Estados Unidos con $17,9 billones en activos y que prestan servicios a más de 90 millones de accionistas. “Es un impuesto a los inversores”.
Hillary Clinton, candidata demócrata a la presidencia, ha respaldado algo más restringido: un impuesto al fast trading que bombardea el mercado con avalanchas de órdenes que nunca se ejecutan. Sin embargo, su mayor competidor durante las primarias Bernie Sanders, reclamó un impuesto a las transacciones financieras más amplio, mencionado en el proyecto de plataforma del partido.
“Apoyamos un impuesto a las transacciones financieras sobre Wall Street para que ponga límite a la especulación excesiva y al trading de alta frecuencia que amenaza a los mercados financieros”, según el proyecto de la plataforma demócrata que establece los objetivos del partido. Dice además el proyecto: “También reconocemos que en nuestro partido hay espacio para una diversidad de puntos de vista sobre un impuesto más amplio a las transacciones financieras”.
Cualquiera de esas propuestas presiona al partido a debatir si los operadores de alta frecuencia firmas controladas por sistemas computacionales que reemplazaron a los seres humanos como intermediarios básicos en los mercados han ayudado o entorpecido la actividad inversora.