Enviar
PLN y Libertarios piden ampliar periodo de discusión para nuevas iniciativas
Plan de contingencia eléctrica se postergaría seis meses

Prórroga se analizará la próxima semana

El plan de contingencia eléctrica que promovía con urgencia el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla para prever nuevos apagones en el país se postergaría seis meses más.
A esa decisión llegaron el jueves pasado los diputados de Liberación Nacional (PLN) y el Movimiento Libertario que integran la comisión legislativa que estudia la iniciativa, aduciendo requerir más tiempo para analizar este proyecto y otros temas relacionados con la política energética nacional.
Ello a pesar de que estaba previsto según lo estipulado en el calendario, que dicha comisión diera un dictamen positivo el próximo jueves, para que la iniciativa entrara a discusión en el plenario, para su posterior aprobación.
Tras la decisión tomada en la comisión, los diputados en conjunto tienen que decidir si aceptan esta prórroga a partir del jueves entrante o por el contrario, deben emitir un dictamen final.
“Esperaríamos contar con los votos en pleno del Movimiento Libertario, y de otras fracciones, para que tengamos seis meses más que nos van a permitir seguir adelante con Contingencia Eléctrica como prioridad y conociendo los otros seis expedientes”, explicó Alfonso Pérez, diputado del PLN y presidente de la comisión.
Desde hace meses, el Poder Ejecutivo pide con vehemencia la aprobación de esta reforma, argumentando que el país está en riesgo de desabastecimiento, ya que la capacidad instalada de 2,4 mil MW, sería insuficiente a partir de 2014, de acuerdo con datos del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
Ello, tomando en cuenta que se cree que para ese año la demanda eléctrica crecerá alrededor del 6%.
Aunque ambas bancadas buscan ampliar el plazo, mantienen su posición de que es urgente su aprobación, y más ahora que la Sala IV ordenó al Estado realizar una consulta a los indígenas que viven en el área de influencia del Proyecto Diquis, en la zona sur, antes de arrancar las obras, lo cual requeriría al menos seis meses.
“El proyecto hidroeléctrico Diquis será el más grande en la historia de Costa Rica, con 650 megavatios. Esta consulta implicaría que el proyecto no esté listo en dos años, sino que requerirá al menos seis meses más”, añadió Pérez
La decisión de postergar la discusión se tomó pocos días después de que decenas de trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) marcharan hasta la Asamblea Legislativa como medida de protesta a este plan de contingencia.
Debido a que no concuerdan con el discurso de la Presidenta, pues ven en la iniciativa una nueva estrategia para debilitar a la institución y entregar los recursos naturales al capital extranjero.
En razón de que el plan busca ampliar la participación de la empresa privada en la generación de electricidad con recursos renovables y crea el segmento de altos consumidores, el cual podría ser atendido por privados.
La semana pasada los cogeneradores de energía también acudieron a Cuesta de Moras, pero con más de 6 mil firmas de ciudadanos que abogan por que los diputados den marcha atrás a este proyecto y primero aprueben uno que ellos proponen, en el cual no es necesario abrir el mercado a la competencia.

Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios