Enviar
Faltante cerró abril en ¢293 mil millones
Plan contra déficit lanza ministro Herrero
El paquete incluye medidas administrativas, pero las más importantes requieren cambios de legislación
Como política fiscal contracíclica Hacienda cederá terreno al sector privado

Junto con los resultados de las finanzas públicas de abril, se anunciaron ayer medidas que se requieren para cerrar el déficit fiscal.
Las propuestas, un conjunto de acciones administrativas de control del gasto y freno de la evasión, y una reforma a la legislación fiscal, fueron anunciadas por Fernando Herrero, ministro de Hacienda.
“Un esfuerzo renovado en el cobro de la cartera tributaria morosa (que asciende a ¢7 mil millones), una fiscalización más intensa de grupos de alto riesgo desde el punto de vista de la evasión (profesionales liberales, comercio mediano), el registro de empresas informales y el combate al contrabando” forman parte del paquete, dijo el flamante funcionario.
Estas medidas pueden tener efecto este año. En el mediano plazo, sin embargo, se deberá recurrir a cambios en la legislación tributaria. “Por ello en las próximas semanas empezaremos a analizar las opciones con los distintos sectores”, informó el Ministro.
Aunque el énfasis estaría del lado del ingreso, no se descarta maniobrar para recortar gastos. “Estamos analizando en detalle los presupuestos del Gobierno central para identificar reducciones viables, que incluyen una política muy prudente de contratación de nuevos trabajadores y la reducción de gastos no esenciales”, precisó.
“También es factible reducir el costo del servicio de la deuda pública, lo cual se hará posible cuando la Asamblea Legislativa apruebe el préstamo por $500 millones con el Banco Mundial, que se encuentra en discusión allí”, puntualizó.
De su lado el Gobierno cuenta con una recuperación de la economía, para ceder nuevamente espacio al sector privado como motor de desarrollo.
“En eso consiste una buena política fiscal contracíclica: cuando el sector privado recupera el dinamismo, el Gobierno debe reducir su déficit”, dijo Herrero.
Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo, porque muchos de los aumentos que se hicieron en el gasto son irreversibles. Los aumentos en salarios al régimen de Servicio Civil y su efecto derivado en transferencias a diversas instituciones por ejemplo. También las transferencias de las universidades estatales y el impacto en los regímenes de pensiones con cargo al presupuesto nacional y en las no contributivas, constituyen egresos irreversibles.
Se llega así a la conclusión de que para reducir el déficit fiscal, el esfuerzo debe centrarse en el aumento del ingreso, a través de medidas administrativas y legislativas”, manifestó.
El déficit fiscal en abril cerró en ¢293 mil millones, equivalente a 1,6% del Producto Interno Bruto (PIB) pero que de no mediar acciones ascendería hasta un 5% al concluir el año, dijo Herrero.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios