Plan para tren de carga destaca en el continente
Enviar
Obra nacional fue escogida entre las cinco mejores de este año por el VII Foro Latinoamericano de Liderazgo
Plan para tren de carga destaca en el continente

• Iniciativa plantea inversión de $850 millones para reactivar ferrocarril desde Caldera y Limón hacia el Valle Central

Danny Canales
[email protected]

Un proyecto que contempla la rehabilitación de los trenes para transportar la carga desde Caldera y Limón hacia el Valle Central y viceversa, fue destacado entre los más ambiciosos que se gestionan en Latinoamérica durante este año.
El VII Foro Latinoamericano de Liderazgo incluyó al proyecto costarricense en la lista de las cinco mejores obras portuarias y de logística entre un total de 50 planes de infraestructura que se analizaron.

La actividad en donde se escogerá la mejor de las cinco obras seleccionadas de 2009 se realizará entre el 27 y 29 de este mes, en Houston, Texas, en el evento llamado “Infraestructura de primer nivel en las Américas”.
El solo hecho de ser postulada le garantiza a la iniciativa nacional la exposición entre los más grandes inversionistas, bancos y operadores del mundo, adelantó a LA REPUBLICA desde Madrid, Antonio Marinetto, coordinador general del proyecto.
La trascendencia de la reactivación del tren de carga se sustenta en que aporta una nueva alternativa de transporte, reduce la cantidad de camiones en las carreteras, es menos contaminante y más barato, afirmó Marinetto.
El proyecto implica una inversión aproximada de $830 millones que contempla la rehabilitación y mejoras de la red ferroviaria desde los puertos hacia San José y la compra de equipo rodante.
Asimismo, se propone construir un puerto de granos en Caldera, Puntarenas, y otro ferroportuario en Limón, que a su vez contará con dos muelles para carga.
Para recuperar la inversión el plan le concede a la empresa que se adjudique el proyecto la operación del sistema ferroviario de carga por un lapso de 30 años con la probabilidad de una prórroga al cumplirse ese plazo.
Precisamente en materia de financiamiento el plan incluye varios modelos para hacer viable la obra, según explicó Marinetto, quien detalló que la inversión inicial la aportarían los socios y los bancos, mientras que las obras posteriores se harían mediante “Project Finance”, es decir que los ingresos que genere la obra se emplearán para pagar los trabajos.
“Esta fórmula es idónea sobre todo en estos tiempos en que los bancos analizan muy bien las inversiones como consecuencia de la crisis”, explicó el coordinador del proyecto, quien reconoció que en este momento serían pocos los bancos que financiarían todo el monto.
La intención del español Grupo Hispano-Costarricense de Logística, promotor del proyecto de la reactivación del tren de carga, es financiar la obra mediante emisión de bonos con bancos costarricenses.
“La emisión sería garantizada (asegurada) por una compañía multilateral que nos lo ofreció en caso de que los estudios determinen la viabilidad del proyecto”, afirmó Marinetto.
Para hacer rentable el proyecto, los estudios preliminares apuestan a trasegar una media de diez millones de toneladas de carga anuales por tren y manejar unas cuatro toneladas de carga en los puertos.
La puesta en marcha del ferrocarril de carga a los puertos es gestionada mediante la figura de “concesión por iniciativa privada”, la cual da vía libre a los consorcios particulares para plantearle al Estado la construcción de obras de infraestructura que consideren de interés nacional, con la expectativa de ponerlas a funcionar por concesión una vez concluidas.
Actualmente el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) analiza la propuesta preliminar presentada por los españoles para decidir si se ajusta a la legislación y requerimientos de la Administración.
No obstante, la decisión se ha demorado debido a que algunas instituciones estatales atrasaron su recomendación técnica y financiera del proyecto y porque se le solicitó información adicional a la empresa.
La fe de Marinetto es poder remitir la información adicional solicitada por el Gobierno costarricense en unas tres semanas, para que el CNC proceda con su estudio para emitir recomendación.
Si al final la oficina encargada de los proyectos de concesión da el visto bueno al plan, entonces el Grupo Hispano-Costarricense de Logística tendrá un año de plazo para realizar los estudios de factibilidad.
Con todos los análisis en mano, el CNC deberá sacar la licitación para escoger a la empresa que hará el proyecto, concurso en el cual el consorcio proponente compite en igualdad de condiciones que las demás compañías y, en caso de perder, deberá ser indemnizada por la inversión realizada en los estudios.
Hasta ahora las siete instituciones públicas que han estudiado el proyecto han dado su recomendación positiva. Algunas han planteado observaciones que son fáciles de corregir, aseguró el coordinador del proyecto.
La principal inquietud la expuso el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico, en el sentido de que no era posible construir una terminal de granos en Caldera, por cuanto el puerto había sido dado en concesión en 2006 a una empresa privada.
Al respecto, Marinetto comentó que el plan que promueven contempla la construcción de la estructura fuera del puerto actual por lo que no afecta la concesión que está vigente.
El grupo que gestiona el plan ferroviario está liderado por la firma Transportes Ferroviarios Especiales S.A. de España, el cual está conformado a su vez por las empresas estatales de trenes de España, Francia y Alemania. En el país el principal socio es Sebastián Tena Pujol.

Ver comentarios