Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Plan de rescate en EE.UU. aún no tranquiliza a los mercados

Redacción La República [email protected] | Lunes 13 octubre, 2008



Plan de rescate en EE.UU. aún no tranquiliza a los mercados

• Especialistas se cuestionan si la nueva propuesta realmente es la cura para la fuerte crisis que se vive en este país

Víctor Sanabria
[email protected]

Los mercados financieros mundiales están más pendientes que nunca de lo que ocurra en Estados Unidos.
Las caídas en las bolsas de valores en Europa, Asia y América Latina durante los últimos días, han sido motivadas por la desconfianza de los inversionistas ante un posible contagio en sus economías de lo que ocurre en el país del Norte, y ni siquiera las nuevas medidas de rescate han logrado revertir el pesimismo.
Con el fin de evitar mayores pérdidas, hace dos semanas el Congreso de Estados Unidos aprobó un salvamento por $700 mil millones, cuyo objetivo es reducir los estragos provocados por la actual crisis, y tratar de levantar su economía.
Además se busca reactivar el buen desempeño de los mercados financieros, pero principalmente restablecer la confianza entre los inversionistas.
Sin embargo, a juicio de algunos expertos, el plan no viene a solucionar todos los problemas, que por bastante tiempo han aquejado a esta economía.
“El paquete de ayuda no es un rescate de la economía de Estados Unidos, es un rescate del sistema financiero, mucho se ha hablado sobre si es bueno o malo; tal vez esta no sea la mejor medicina, pero en la situación actual no hay tiempo que perder”, comentó Douglas Montero, gerente de Mercado Internacional de Mercado de Valores.
A pesar de esta ayuda, los mercados han mostrado caídas importantes en sus principales indicadores, especialmente el Indice Dow Jones que refleja el comportamiento del precio de las acciones de las 30 compañías industriales más importantes de Estados Unidos, la semana anterior se ubicó por debajo de los 10 mil puntos por primera vez desde el 24 de octubre de 2004.
También se pueden rastrear los estragos de esta crisis en Latinoamérica, donde hace unos días las bolsas de valores más importantes de la región como por ejemplo las de Sao Paulo y Buenos Aires, tuvieron que interrumpir sus operaciones debido a las fuertes caídas registradas en el transcurso de sus respectivas sesiones bursátiles, ante la expectativa de la entrada en vigencia y los posibles efectos del remedio implementado.
“Los mercados en Latinoamérica van a estar deprimidos por algún tiempo debido al aumento de la aversión al riesgo. Mucho dependerá de a dónde se invierta toda la enorme riqueza lograda por los vencedores de esta crisis. Es un reto para los empresarios latinoamericanos lograr identificar y atraer esos capitales ociosos que saldrán de compras a su debido tiempo”, mencionó Rainier Saballos, analista de mercados internacionales.
El mundo ha cambiado en los últimos días, especialmente para los inversionistas que sufrieron una caída monumental en su confianza, al mismo tiempo coinciden en que restaurar la confianza entre las personas que invierten sus recursos en el mercado es difícil a pesar de las medidas anunciadas.
“Es temprano para saber si esta solución ha producido los efectos deseados, puesto que todavía no se ha empezado a implementar, pero es muy probable que alguna parte de los inversionistas vuelva a confiar en el mercado con la puesta en marcha de este proyecto. El plan no está diseñado para reactivar la economía, está diseñado para prevenir males mayores como puede ser la caída de todo el sistema financiero”, dijo Fernando Estrada, gerente de negocios y estrategia de INS Valores.