Enviar
Plan amplía inversión privada en energía

Danny Canales
[email protected]

La necesidad de aumentar la producción eléctrica a base de recursos renovables abre la posibilidad a las cooperativas y empresas de servicios públicos de construir sus propias plantas energéticas.
Esa iniciativa es contemplada en una reforma de ley que remitirá esta semana el Poder Ejecutivo a la Asamblea Legislativa para que los diputados la sometan a discusión.
La reforma habla de la participación de las cooperativas y empresas públicas en el mercado eléctrico.
Para lograr una mayor inversión de esos dos sectores en el mercado energético, el plan del gobierno elimina los límites de producción eléctrica que tienen actualmente.
Además, el proyecto deroga el artículo que ordena al Instituto Costarricense de Electricidad a comprar la energía a las cooperativas y empresas municipales a un precio tope. Actualmente el techo está cerca de $0,08 por kilovatio.
Para Julio Matamoros, viceministro de Energía, el precio tope que establece la ley en la actualidad no alcanza para que las empresas que brindan servicios públicos recuperen la inversión realizada en la construcción de plantas eléctricas.
A su vez, la iniciativa aclara que es el Ministerio del Ambiente y Energía la entidad encargada de otorgar las concesiones de agua para la producción eléctrica, comentó el jerarca.
La promoción de la producción de energía por los nuevos participantes forma parte de la estrategia del gobierno por eliminar la dependencia que tiene el país de los combustibles fósiles.
Actualmente el 6% de la energía eléctrica que consume Costa Rica es a base de derivados del petróleo, lo cual encarece su producción y fue por lo que recientemente se aprobó un incremento de entre el 11% y el 41% en las tarifas eléctricas.
“Tenemos que seguir promoviendo la producción de energía con recursos naturales propios para reducir la factura petrolera”, comentó ayer Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, al anunciar el envío a la corriente legislativa de la reforma a la ley.
Arias lamentó que este año el país tenga que invertir $2 mil millones en la importación de combustibles, pues dijo que golpea la economía local. “La factura petrolera será más alta que la inversión extranjera directa que se estima que este año será de $1.600 millones”, comentó el Ministro de la Presidencia.
La iniciativa tiene buen ambiente entre diputados de distintas fracciones legislativas representadas en Cuesta de Moras.
La fracción oficialista y la de la Unidad Social Cristiana anunciaron su respaldo a que se estimule la participación de nuevos actores en el mercado de la producción eléctrica.
Igual se manifestaron los legisladores independientes Evita Arguedas y José Manuel Echandi, quienes argumentaron que de no tomarse las medidas para aumentar la producción de energía se corre el riesgo de que se produzca escasez eléctrica.
Ver comentarios