Piza: “Nuevos impuestos no son necesarios”
“La propuesta del paquete fiscal del Gobierno promueve más erogaciones y no arregla el problema de fondo”, dijo Rodolfo Piza, secretario del PUSC. Gerson Vargas/La República
Enviar

201512062356090.rec12.jpg
No sería necesario impulsar nuevos tributos a través del IVA y la renta, si el Gobierno recorta el gasto y cobra bien los impuestos existentes, según Rodolfo Piza, secretario del PUSC.
El líder rojiazul se niega al paquete fiscal que propone Luis Guillermo Solís, ya que el Presidente insiste en gastar y no cerrar la llave del despilfarro, a criterio de Piza.

¿Cómo resolver el déficit fiscal?
Lo primordial es ser moderados con el presupuesto y administrarlo mejor, ya que esta es la base de una buena política económica.
Entre 2014 y 2016, hay un aumento de un 18% del presupuesto en términos reales, sin importar que la inflación para ese periodo será de un 5% como máximo.
El aumento de un ¢1 billón en el gasto del Gobierno que se aprobó, es prácticamente el doble de lo que se pretende recaudar con el paquete fiscal y eso es un despropósito, ya que desde nuestra perspectiva, con un alza de un 6%, hubiera sido suficiente para mantener los servicios públicos y respetar los derechos adquiridos, así como para promover un equilibrio fiscal, bajando al menos un 0,5% del PIB.

¿Son necesarios más impuestos para solventar esta problemática?
Por la vía de recaudación y utilizando las reglas actuales, se podrían aumentar los tributos en al menos un 0,5% del PIB.
Por otra parte, si usted elimina algunas exoneraciones se puede hacer algo también ahí.
En Costa Rica los impuestos son altos, las empresas pagan un 30%, igual que las personas físicas, mientras que los montos de impuestos sobre las ganancias de capital tampoco son bajos.
Vea el ejemplo de Panamá, que recauda más que nosotros, sin importar que sus tazas impositivas son menores, tanto para el tributo de ventas, como de renta, por lo que aquí lo importante es, ¿cómo está usted cobrando?
Nos hemos concentrado en cambiar las leyes y no nos hemos concentrado en lo que nos toca hacer con lo que tenemos.
No podemos aceptar una reforma cuando se puede resolver el tema con la legislación vigente, pero eso sí, zocándonos la faja.
En resumen, Costa Rica no está en estos momentos para soportar un paquete fiscal.

¿Servirían el IVA y la renta para reducir el déficit fiscal como propone el Gobierno?
La propuesta del paquete fiscal del Gobierno promueve más erogaciones y no arregla el problema de fondo, ya que al menos tres cuartos del dinero que se recaudaría, se usarían para más gasto.
Por otra parte, considero que es improcedente aprobar impuestos, si no se arreglan los disparadores del gasto público.
En 1994 por ejemplo, el gasto por sueldos y salarios en Costa Rica representaba el 26%, mientras que para 2012 ese rubro ya equivalía al 38%.

A propósito de los salarios, el Gobierno convocó a las sesiones extraordinarias, un proyecto del PUSC que limita a ¢5 millones el salario máximo de los burócratas, respetando los que ya superan ese límite. ¿Es esa la vía correcta para frenar el crecimiento del gasto?
Nos hubiera encantado que se pusiera a discutir hace un año, pero al menos es un avance que el Gobierno le dé el respaldo ahora.
La idea es frenar en el mediano plazo la presión de los pluses salariales, ya que al llegar a ese monto, las remuneraciones solo crecerán por inflación.
Sin embargo, hay que reconocer que desde el punto de vista presupuestario, es muy poco, pero el Gobierno está obligado a lanzar esta señal, ya que no se puede apretar la faja de los demás, si antes no se aprieta la faja.

¿Cambia la opinión del PUSC en torno a los nuevos impuestos si se aprueban los proyectos que limitan los salarios de burócratas, las pensiones, la iniciativa contra el fraude fiscal y la ley de eficiencia en la administración de los recursos?
No sustantivamente, porque eso depende más del gasto.
Antes de nuevos impuestos queremos ver un recorte en el gasto, ya sea para 2017 o para este año que viene.

¿Cuánto debió bajar el presupuesto del gobierno, para darle viabilidad a los nuevos tributos desde el punto de vista del PUSC?
La rebaja tuvo que ser de unos ¢300 mil millones o ¢400 mil millones, sobre todo, si consideramos que la inflación que se calcula será de un 1%, mientras que el Gobierno hizo una proyección como si fuera un de 4% o un 5%.

¿Cómo dibujar una línea adecuada entre el ahorro que debe hacer el país, y la inversión necesaria para una buena operatividad?
Se puede aceptar un crecimiento en el gasto de capital, para que se traduzca en una mayor dinamización de la economía.
Por otra parte, hay que tener claro que una mayor inversión, no significa necesariamente la panacea para los problemas del país, pues no se trata de gastar más, sino de gastar mejor.
Vea por ejemplo, lo que ha pasado con la educación y la pobreza, que se mantienen prácticamente en los mismos niveles de hace algunos años, o incluso han desmejorado sus índices, sin importar la gran inversión que se ha hecho en esas áreas.
Solo en educación pasamos de invertir un 4% del PIB al año, a un 7% del PIB, lo cual, es un aumento desmesurado para cualquier país,

 

 



Ver comentarios