Piñeros perdieron unos $2,5 millones por inspección de la fruta en muelle
Enviar

En solo dos semanas, los productores de piña reportaron pérdidas por unos $2,5 millones y estuvieron a punto de rozar la quiebra debido a una nueva inspección de la fruta en el punto de embarque.
Cumplir con este requisito implicaba retrasos de hasta siete horas, periodo que en ocasiones impedía cargar a tiempo los contenedores en los buques comerciales.


La pérdida de siete u ocho contenedores representa la planilla de la finca para estos empresarios, además de afectar los contratos con los países compradores.
“Son productores que han adquirido deudas para poder invertir en sus plantaciones y nos decían que con una semana más que les hubieran retenido la carga no hubieran podido resistirlo y no hubieran podido emplear gente”, dijo Abel Chaves, presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Piña.
La medida fue impuesta por el Servicio Fitosanitario del Estado a principios de mayo como una forma de prevenir el posible ingreso de plagas sobre todo a Estados Unidos, mercado que representa el 48% de las ventas de piña fresca.
Tradicionalmente, las inspecciones se realizaron en la plantación y en las áreas de empaque, y de ahí los contenedores partían listos hacia el muelle para ingresar su mercadería al buque de carga.
La disposición fue suspendida este viernes, por el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, luego de solicitar la renuncia al director de este departamento, Francisco Dall'Anesse y nombrar en su lugar a Marco Vinicio Jiménez, exjefe de la Unidad de Control de Residuos de Agroquímicos.
“Queremos manifestarle al sector agrícola del país que lo seguiremos apoyando de la misma manera que lo hemos hecho siempre, incluso esperamos más bien mejorar la atención y la comunicación con los distintos sectores”, expresó el jerarca.
Tanta los piñeros como la Cámara de Comercio Exterior, entre otras organizaciones, celebraron la decisión.


Ver comentarios