Enviar
Piñera gana elecciones en Chile tras 20 años de gobiernos de izquierda

El derechista Sebastián Piñera Echenique ganó ayer las elecciones presidenciales en Chile tras alcanzar el 51,61% de los votos en la segunda vuelta, escrutado el 99,2% de las mesas de votación.
Piñera, un hombre de negocios dueño de una fortuna personal valorada en $1.000 millones, será el primer mandatario de derechas que llega al poder por la vía democrática desde el triunfo en 1958 de Jorge Alessandri.
Su adversario Eduardo Frei obtuvo el 48,38% de las preferencias.
Tras conocerse el primer cómputo, que dio a Piñera el 51,87% de los votos, contra un 48,12% de Frei, las máximas figuras de la gobernante Concertación, incluido el propio candidato, reconocieron el triunfo del empresario y lo felicitaron.
El ex presidente chileno Ricardo Lagos hizo un llamado a la renovación de la Concertación de centroizquierda que ha gobernado el país desde 1990 y tendió la mano a la derecha.
Tras admitir la victoria del derechista Sebastián Piñera frente al oficialista Eduardo Frei, el ex mandatario (2000-2006) hizo autocrítica, al tiempo que ensalzó los logros de la coalición que ha dirigido el país desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).
"Hoy nos vamos con la frente en alto, escuchando lo que nos han dicho los chilenos, escuchando también que aquí hay un reclamo hacia las prácticas políticas que a ratos entre nosotros hemos practicado", afirmó en la sede del equipo de campaña de Frei.
"El pueblo de Chile nos ha puesto en la oposición al próximo Gobierno. Haremos una oposición con la grandeza nacional que corresponde, porque Chile está primero y queremos que al próximo Gobierno le vaya bien y colaboraremos a ello", declaró Lagos.
"Recogimos un Chile con el alma quebrada (...). Hoy, tras veinte años, es otro Chile. Es un Chile distinto donde profundizamos la democracia y las libertades, derrotamos la censura, hicimos un Chile que fue capaz de crecer", ensalzó el ex mandatario socialista.
Lagos también citó como éxito de estos veinte años de Concertación la reducción de la pobreza y de la desigualdad, el fomento de la cultura y la posición de Chile en el contexto internacional.
"Sé que las victorias tienen muchos padres y las victorias tienen pocas. Yo quiero decir que esta derrota la asumo como ex presidente con el orgullo de lo que hicimos, pero también escuchando el mensaje profundo que nos da el pueblo de Chile", declamó.
Lagos recalcó que la Concertación defenderá a partir de ahora "los avances que se han logrado estos años" y hará valer su "mayoría en el Parlamento" y las alcaldías que controla en la mitad de las localidades del país.
"Termina una etapa histórica en Chile, y otra generación de chilenos jóvenes toman el bastón de mando", dijo Lagos, quien destacó que "el sueño no se interrumpe, continúa, la utopía está ahora a cargo de las nuevas generaciones".
La coalición de centro izquierda formada en 1988 para luchar contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) ganó cuatro elecciones presidenciales consecutivas con los democristianos Patricio Aylwin (1990-1994) y Eduardo Frei (1994-2000) y los socialistas Ricardo Lagos (2000-2006) y Michelle Bachelet (2006-2010).
Bachelet, la primera mujer elegida presidenta en un país suramericano, entregará el mando a Sebastián Piñera el próximo 11 de marzo.
La enorme popularidad de Bachelet, que supera el 81% del apoyo popular, no fue suficiente para que el senador democristiano volviera a ser elegido presidente de Chile.
A lo largo de la campaña electoral Piñera siempre figuró en las encuestas muy por delante de Frei, y aunque en la segunda vuelta el ex presidente consiguió subir diez puntos con respecto a la votación del pasado 13 de diciembre, ese avance no fue suficiente para adelantarse a Piñera.
Santiago de Chile / EFE
Ver comentarios