Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Piñera aprovecha popularidad para analizar impuesto

Redacción La República [email protected] | Viernes 01 octubre, 2010



Piñera aprovecha popularidad para analizar impuesto

El presidente chileno Sebastián Piñera está ganando popularidad con sus esfuerzos por liberar a 33 mineros del cobre atrapados en tanto pide a los legisladores que limiten los aumentos a los impuestos de empresas como BHP Billiton Ltd. y Xstrata Plc.
Piñera, que recibió elogios de parte de sus opositores políticos como de las esposas de los mineros por la forma en que manejó el rescate de los mineros, está aprovechando una subida de 10 puntos porcentuales en su popularidad para reflotar los planes de un impuesto máximo de 9% a las ganancias operativas. Su propuesta original fue frenada en julio por la oposición, que sostiene que el país debería recibir no menos del 18% de la ganancia de las empresas.
El economista formado en Harvard y ex interventor de Lan Airlines SA ambiciona $1 mil millones en aumentos impositivos a tres años para poder financiar la reconstrucción después de un terremoto de escala 8.8. Aunque trata de satisfacer las demandas de que las mineras paguen más en impuestos, Piñera está trabajando para garantizar que las empresas lleven a cabo expansiones mineras estimadas en $50 mil millones en la próxima década.
“Está tratando de aprovechar su capital político”, dijo Patricio Navia, especialista en política chilena en la Universidad de Nueva York. “Piñera puso las regalías mineras sobre la mesa. Tiene que cerrarlo o será un tema de campaña en 2013”.
La respuesta del Gobierno al derrumbe del 5 de agosto, que bloqueó el acceso a la mina de cobre y oro San José dejando a trabajadores atrapados bajo tierra, contribuyó a revertir los niveles de aprobación decrecientes de Piñera y transformó al ministro de Minería Laurence Golborne en el miembro más popular de su gabinete, según un sondeo del 1 de septiembre. El nivel de aprobación de Piñera es de 56%, comparado con 46% antes de los intentos de rescate en la mina. Golborne se ubica en el 78%.
El Senado podría comenzar las deliberaciones relativas al impuesto a la explotación minera ya esta semana. Estaba previsto que Golborne se reuniera con integrantes de la comisión de finanzas del Senado en el norte de Chile el 29 de septiembre para hablar de la legislación, dijo la oficina de prensa del ministerio en una declaración por correo electrónico.
“Piñera se portó muy bien; ha estado aquí con nosotros”, dijo María Cortés sentada bajo una carpa en el desierto chileno de Atacama cerca de la mina, esperando noticias de su cuñado y de los otros 32 mineros atrapados casi ochocientos metros bajo tierra. “No pueden subir los impuestos a las mineras pequeñas independientes, pero para las grandes empresas -sí”.
El Congreso rechazó el primer intento de Piñera de aumentar las regalías mineras en julio. Luego presentó un proyecto revisado el 31 de agosto.
La legislación, que fue sancionada por la cámara baja el 15 de septiembre, exige cobrar a los productores de metales un impuesto móvil del 4 al 9% sobre las ganancias operativas hasta 2012, en comparación con la tasa fija actual del 4%. Las empresas que estén eximidas de los aumentos impositivos hasta 2017 por contratos actuales tendrán la opción de adoptar el nuevo sistema ahora a cambio de una extensión de la exención impositiva hasta 2025.
Los legisladores de la oposición pidieron un impuesto de 18% y se oponen a extender la exención. En Chile, sólo el presidente puede introducir legislación para cambiar impuestos.
Una mayor carga fiscal podría llevar a algunas empresas a reducir las inversiones que podrían totalizar unos $50 mil millones en la próxima década, dijo Javier Cox, máximo responsable ejecutivo del Consejo Minero de Chile, que representa a Anglo American Plc, Xstrata, Antofagasta Plc y otras mineras en Chile.
“No hay margen para seguir aumentándolas en forma indefinida”, dijo en una entrevista telefónica desde Santiago.
Chile, la quinta economía más grande de Sudamérica, retrocedió por primera vez en más de una década el año pasado y en 2010 se apresta a tener su mayor crecimiento en cinco años de 5% a 5,5%, dijo el banco central en su último informe sobre política monetaria. El presidente Piñera quiere que el crecimiento económico promedie 6% durante sus cuatro años de gestión, aproximadamente el doble que su predecesora Michelle Bachelet. La industria minera representó casi 7% del producto interno bruto el año pasado, según datos del banco central.
La propuesta de Piñera aumentaría los impuestos mineros totales a 44% desde 39%, dijo Libertad & Desarrollo en un informe fechado el 17 de septiembre. Esto es comparable con el 45% en Arizona, el 40% en la provincia de Quebec, en Canadá, y el 34% en New South Wales, Australia, dijo el grupo de investigación con sede en Santiago.
“Podría hacer que las empresas se replanteen el margen de tiempo para ampliar algunas de estas operaciones”, dijo en una entrevista telefónica Tony Rizzuto, director ejecutivo del banco de inversión Dahlman Rose & Co. de Nueva York.
Pese al aumento en sus niveles de aprobación, es difícil que las propuestas de Piñera sean sancionadas en el Senado, donde el grupo Concertación de la oposición tiene mayoría, dijo Carlos Huneeus, director ejecutivo del Centro para el Estudio de la Realidad Contemporánea, un grupo de sondeo independiente con sede en Santiago.
La propuesta “es básicamente la misma que fue presentada y rechazada no hace mucho tiempo”, dijo el Senador de la oposición Ricardo Lagos en una declaración en su sitio Web. “Sufrirá el mismo destino”.
Carolina Lucaroni, portavoz de BHP, se negó a hacer comentarios.
“Xstrata Copper está siguiendo de cerca la modificación de las regalías mineras del Gobierno a medida que avanza en el Senado y decidirá si acepta las modificaciones si y cuando los legisladores aprueben la versión definitiva”, dijo la portavoz Emily Russell el 22 de septiembre en una respuesta a preguntas enviadas por correo electrónico.
En Australia, las empresas mineras llegaron a un acuerdo con la primera ministra Julia Gillar en cuanto a un nuevo impuesto complementario de minería, que incluyó concesiones que éstas querían. Esto puso fin a una disputa que le costó el puesto a su predecesor Kevin Rudd. De ser sancionado en el parlamento, el nuevo impuesto comenzará a regir en 2012.

Santiago de Chile