Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Piedra pequeña, paso grande

Luis Fernado Rojas [email protected] | Viernes 13 marzo, 2009



Piedra pequeña, paso grande

El nuevo Estadio Nacional empieza a ser realidad

Luis Rojas
[email protected]

En una ceremonia ventosa y polvorienta, pero llena de nostalgia y triunfalismo por parte de sus principales protagonistas, ayer fue puesta la primera piedra del nuevo Estadio Nacional, donado por la República Popular China.
Entre los invitados hubo desde políticos nacionales hasta los dirigentes deportivos y, no podían faltar, el escuadrón naranja compuesto por decenas de chinos quienes de hecho arrancaron ya, desde hace varias semanas, esta monumental obra.
Aunque no se dio una fecha fija para la construcción, sí se habló de una límite: 23 meses, o sea, febrero de 2011. No obstante, en las entrevistas tanto el presidente de la República, Oscar Arias, como el viceministro del Deporte, Osvaldo Pandolfo, casi aseguraron que el traspaso de poderes, que se debe realizar el 8 de mayo del próximo año, se realizará en lo que haya de esta estructura, que los chinos tendrían acondicionada para ese entonces.
“Para el deporte nacional es la realización de un sueño, porque un deportista más es un delincuente menos”, afirmó Arias, quien en su discurso enfatizó sobre lo que significan el deporte y el fútbol en nuestro país y detalló que “hoy colocamos la primera piedra de un estadio que será proporcional a la pasión de nuestro pueblo y lo hacemos en el corazón de nuestro país, en medio del pulmón de la ciudad capital”.
Por su parte, el embajador de la República Popular China, Wan Xiaoyuan, aceptó que están conscientes del exceso de trámites que deben afrontar en nuestro país “y por eso hacemos las cosas paso a paso como lo establece la ley”.
Sobre la fecha de construcción recalcó los 23 meses del contrato con la empresa y dijo que “es un plazo cauteloso”, pero agregó que con esfuerzo se puede acortar.
Consultado por LA REPUBLICA sobre que se ha dicho que una parte de los trabajadores chinos podría quedarse residiendo en nuestro país, después de terminada la obra, contestó que “no, eso no es cierto porque ellos tienen firmado un contrato con la empresa y cuando terminen la obra se irán”.
Mientras, Osvaldo Pandolfo confirmó que los chinos “tienen como meta que para el 8 de mayo de 2010 se pueda hacer el traspaso de poderes aquí, no necesariamente quiere decir que estará terminado pero sí en condiciones para esa actividad”.
A Pandolfo se le consultó sobre lo que dijo en su discurso al referirse a “quienes por razones políticas todavía están tratando de obstaculizar esta obra”, respondió que “sabemos que hubo gente que se metió en Setena a sacar los documentos que habíamos presentado y también al Colegio de Ingenieros y de Arquitectos y para ver qué encontraban, pero todo se ha hecho con claridad y transparencia y la mayoría de Costa Rica está alegre”.
El movimiento de tierras de esta obra está previsto para iniciarse la próxima semana y serán más de 100 mil metros cúbicos. “Ya hay creo, un ofrecimiento de Río Azul para recibirlos, pero los chinos están conscientes de que debe ser rápido, antes que llegue el invierno y lo complique todo”, explicó Pandolfo.
El estadio no solo servirá al fútbol sino a otros cinco deportes y ahí estarán las oficinas de las 32 federaciones deportivas que hay en nuestro país y un albergue para hospedar atletas, que incluso será utilizado en caso de emergencias nacionales.