Piden transparencia de divisas digitales
El Banco Central de Irlanda advirtió que las divisas digitales y virtuales, como la moneda virtual bitcoin, tienen potencial para poner en peligro la soberanía de los Estados. AFP/La República
Enviar

Piden transparencia de divisas digitales

El Banco Central de Irlanda (ICB) pidió ayer a la industria de las divisas digitales, como la moneda virtual bitcoin, que deje de jugar al gato y al ratón y colabore con los reguladores financieros para generar confianza y transparencia.
El director de supervisión de mercados del ICB, Gareth Murphy, hizo esa petición en la conferencia sobre divisas digitales “Bitfin 2014” que se celebra en Dublín.
El experto advirtió de que las divisas digitales y virtuales tienen potencial para poner en peligro la soberanía de los Estados, pues pueden minar la capacidad de los bancos centrales para determinar, por ejemplo, el precio del crédito o los tipos de cambio.
Murphy aseguró que las finanzas de cualquier país podrían verse afectadas si cada vez más y más transacciones de bienes y servicios se efectúan a través de monedas digitales que escapan al control de sus sistemas fiscales.
En este contexto, dijo, el consumidor podría perder confianza en las divisas y generar incertidumbre, lo que se traduciría, señaló, en una caída de la actividad económica.
“A diferencia de la última crisis financiera, cuando prevaleció la cultura de indiferencia hacia la regulación por una parte de la industria de los servicios financieros, instaría a esta industria a que trabaje activamente para abordar las preocupaciones de las autoridades financieras y deje de jugar al gato y al ratón y se integre en la red de regulación”, afirmó Murphy.
Entre otros organismos, Naciones Unidas alertaron sobre la aparición de mercados de drogas en internet, fuertemente encriptados, y que utilizan la moneda electrónica bitcoin para dificultar la identificación de las operaciones.
Algunos expertos también hicieron referencia al peligro de su volatilidad al recordar que hace 18 meses su valor era de unos diez euros, mientras que a finales del pasado año subió hasta los más de 800 euros, para volver a caer ahora hasta los casi 445 euros.
“Los consumidores esperan que las divisas sean unos depósitos de valores predecibles y estables, que no haya sorpresas”, opinó el experto del ICB, entidad que no tiene de momento normas reguladoras para las monedas virtuales porque no las reconoce.
Esta situación de las divisas digitales, no obstante, podría cambiar si Irlanda sigue el ejemplo de países como Japón, el cual aprobó este año tipificar bitcoin como una mercancía y no como una divisa.

Dublín/EFE
 



Ver comentarios