Enviar
Petroleros zocan la faja, tras bajar precio

La OPEP optó ayer por ratificar su techo de producción de petróleo, de 30 millones de barriles diarios (mbd), y llamó a sus miembros a cumplir más estrictamente este nivel, tras caer el precio del crudo cerca de un 29% desde marzo hasta la fecha.
"Tenemos que reducir 1,6 mbd y volver a los 30 mbd", dijo el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el libio Abdalá El-Badri, en rueda de prensa tras concluir en Viena la 161 conferencia ministerial del grupo.
Se refirió así, indirectamente, a los Estados miembros que han incrementado su suministro desde diciembre, cuando se pactó el techo de 30 mbd, y que son principalmente Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos.
"Saben que están produciendo más de la cuenta", añadió El-Badri en alusión a esos productores y aseguró que, aunque no han sido "mencionados" explícitamente, han aceptado ajustar su bombeo.
En esta reunión, la primera que celebra la organización en 2012, se ha impuesto así la postura defendida por Venezuela, que en días previos había pedido a los citados países reducir sus suministros.
Especialmente Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo del mundo, ha abierto sus grifos en los últimos meses hasta una producción récord de 10 mbd.
"Hemos discutido muy intensamente la situación del mercado, la situación económica en la eurozona y la sobreproducción. Lo más importante es que decidimos mantener la producción", dijo el titular de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, tras expresar su satisfacción, pues opinó que el acuerdo "va a ser muy bueno para la estabilidad del mercado".
Ramírez advirtió el miércoles del "peligro inminente" de un desplome de la demanda mundial de petróleo, y por ende de los precios, si la crisis en la zona euro arrastra a la baja a la coyuntura mundial.
El barril de la OPEP, tras llegar a $124 en marzo, ha caído a menos de los $100 que el grupo defiende como nivel mínimo, y el miércoles se vendió a $95,56.
No obstante, su valor medio en lo que va de 2012 se sitúa en los $114,11, superior a los $107,46 que promedió en todo el año pasado.
"El problema es que, cuando los factores empujan hacia la baja, es un proceso que entonces no es fácil controlar (... ) No podemos exponernos a una circunstancia como esta porque hay algunos elementos, como el desempeño de la economía de Europa, que no están en nuestras manos", explicó Ramírez.

Viena/EFE
Ver comentarios