Foto 1
El petróleo se redujo al nivel más bajo desde el año 2008 en Londres, por debajo de $37 por barril en el indicador Brent. Bloomberg/La República
Enviar

Pocos podrían imaginar que luego de la fuerte caída del crudo a mediados de 2014 y que se mantuvo hasta abril, con leve repunte por dos meses, en estos momentos nuevamente los precios internacionales cayeran.
Con esto, los precios de los combustibles en el país deberían seguir una tendencia a la baja, que se vería reflejada en los próximos meses.
El petróleo se redujo al nivel más bajo desde 2008 en Londres, por debajo de $37 por barril, en medio de las estimaciones de que la decisión de la OPEP de descartar los límites de producción mantendrá el mercado en exceso de oferta.
Los futuros del Brent se redujeron un 3%, una sexta derrota consecutiva.
El excedente mundial persistirá al menos hasta finales de 2016 en tanto el crecimiento de la demanda se desacelera y la Organización de Países Exportadores de Petróleo muestra una “renovada determinación” para maximizar la producción, dijo el viernes la Agencia Internacional de Energía.
El grupo decidió no frenar la producción en su reunión del 4 de diciembre.
Los precios del petróleo se han desplomado a niveles no observados desde la crisis financiera global como resultado de la estrategia de la OPEP para defender la cuota de mercado frente a los productores de mayor costo.
La producción del grupo subió a un máximo de tres años en noviembre, dijo en un informe el día jueves, en tanto los crecientes volúmenes iraquíes más que compensaron un ligero retroceso de Arabia Saudita.
ConocoPhillips reducirá el gasto de capital en un 25% el próximo año para proteger la rentabilidad por dividendo más alta entre los principales productores de Estados Unidos, dijo el jueves la compañía con sede en Houston.
Su plan de reducir el gasto a $7.700 millones se produce un día después de que Chevron revelara el presupuesto de 2016, un 24% menor que el de este año. En conjunto, las reducciones de las dos empresas totalizaron $10.900 millones.
Rusia se está preparando para la posibilidad de que los bajos precios del crudo están aquí para quedarse en tanto la competencia entre el petróleo y otros combustibles como el gas natural se intensifica.
El país no ve ninguna razón para elevar el crudo por encima de $50 el barril en el corto plazo y predice que se mantendrá en un rango de $40 a $60 en los próximos siete años.

Fabio Parreaguirre y agencias
[email protected]


 

Ver comentarios