Petróleo cierra por debajo de los $113 por barril
Enviar
Petróleo cierra por debajo de los $113 por barril

Nueva York -- El barril de crudo de Texas se depreció ayer casi un dólar y se sitúa en menos de $113 en Nueva York, por primera vez desde comienzos de mayo, entre expectativas de que la tormenta “Fay” no afectará a la producción en el Golfo de México.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre restaban 90 centavos al precio anterior y finalizaron a $112,87 el barril (159 litros).
Los contratos de petróleo WTI con más cercano vencimiento no finalizaban por debajo de $113 desde el 1 de mayo pasado, una sesión que concluyeron a 112,52 dólares/barril.
Los contratos de gasolina para entrega en septiembre finalizaron ayer a un precio de $2,8152 el galón (3,78 litros), casi 5 centavos menos que el viernes.
Los contratos de gasóleo de calefacción para ese mes quedaron a 3,0848 dólares/galón, casi 3 centavos menos que el día anterior.
El gas natural para septiembre recortó su precio en 21 centavos y concluyó a $7,88 por mil pies cúbicos.
La tormenta “Fay” podría convertirse en un huracán de menor intensidad a medida que avanza hacia Florida y se prevé que se desplazará después hacia el norte-noroeste, según los meteorólogos.
Con esa trayectoria quedarían fuera del alcance del ciclón la gran mayoría de las instalaciones de producción de crudo y de gas natural en el Golfo de México, lo que alivia algunas inquietudes en el mercado neoyorquino.
La presencia de fuertes tormentas o huracanes en esa área tiende a suscitar temor de inmediato entre los operadores por el perjuicio que pueden causar a las plataformas marinas de producción o a la descarga de petroleros, con la consiguiente merma en el abastecimiento a las refinerías.
El descenso del precio del crudo coincidió ayer con un moderado debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, aunque los economistas consideran que no representa un cambio en la tendencia predominante desde hace semanas, en la que la divisa estadounidense ha recuperado terreno de forma continuada ante la moneda europea.
Perspectivas más sombrías en torno a la marcha de la economía en Europa han facilitado la devaluación del euro ante el dólar y también han agudizado la impresión de que mermará la demanda de crudo y combustibles en esa área económica, al igual que ya ocurre en Estados Unidos y en otros países desarrollados.
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento de la demanda de crudo para este año, que calcula en un millón de barriles diarios respecto de 2007, unos 30 mil barriles menos de lo que estimó un mes atrás, según el informe mensual divulgado el viernes.


Ver comentarios