Petróleo, $2 mil millones de ahorro a la vista
Enviar
Caída del precio del crudo favorece a todos los sectores productivos
Petróleo, $2 mil millones de ahorro a la vista

• Reserva se produciría entre segundo semestre de 2008 y todo 2009
• De estabilizarse valor del crudo inflación del año entrante caería a menos del 11%, estima Hacienda

Wilmer Murillo
[email protected]
Danny Canales
[email protected]

Entre el segundo semestre de 2008 y 2009 Costa Rica espera lograr una verdadera cosecha de ahorros ante la caída de los precios internacionales del petróleo.
La reducción del costo de los hidrocarburos que inició en agosto va a generar un ahorro de $700 millones del año pasado y se estima que en este se lograrían otros $1.300 millones adicionales.

Podría decirse que todos los sectores productivos saldrán ganadores con la rebaja en el precio de los combustibles.
Por ejemplo, ganan los consumidores que en general han empezado a pagar un precio más bajo que se iría intensificando por el rezago a la baja que llevan los ajustes de los derivados del crudo en el mercado local.
En la economía real todas las actividades comerciales intensivas en combustibles se benefician.
Estos sectores fueron perdedores cuando se sufría una escalada en el precio del crudo a inicios de 2008.
Incluso el fisco saca ganancia, porque estimula el consumo de derivados del crudo, lo que se traduce en una mayor recaudación.
El Ministerio de Hacienda calculó el ingreso por impuestos a los combustibles en poco más de ¢300 mil millones durante este año.
Los hechos por ahora son una caída cercana a los $700 millones de la factura petrolera de 19 millones de barriles, que tiene a muchos bailando en un pie. Y hay razones de sobra.
Además de la baja directa del precio, esta variable estaría actuando como un corrector automático de todos los precios de la economía, haciendo que la inflación, su Talón de Aquiles, comience a ceder para ubicarse en menos de un 11% en 2009.
En el Banco Central existen razones para celebrar la caída del precio y la reducción de la factura petrolera por el efecto positivo que tendrá en la balanza comercial y la inflación.
El traslado de la baja en los precios externos al valor doméstico, contribuye a mitigar parte de las presiones inflacionarias, explicaron analistas consultados.
Se estima que un efecto directo de un 10% en el precio de las gasolinas provoca disminución de la inflación de casi un 0,6%.
El país sufre actualmente un desequilibrio externo muy agudo. Es decir un déficit en cuenta corriente equivalente al 10% del PIB. Sin embargo, la sola rebaja de los precios reduce ese déficit o se presenta una presión menor para su financiamiento.
Esto repercute favorablemente sobre el nivel de reservas monetarias y el mercado cambiario, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Central.
Por cada $10 de rebaja en el precio del barril, entretanto, el país paga $200 millones menos al año, y este año en el programa macroeconómico se había estimado su valor en $118, muy por encima de los precios actuales.
Para el año entrante se estimaría su valor en $60 como promedio, lo que implicaría un ahorro de la factura petrolera en 2009 de $1.200 millones, equivalente a tres puntos del Producto Interno Bruto (PIB), dijo Gutiérrez.
La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) había estimado gastar $2.900 millones en 2008, pero la actualización más reciente apunta a que Costa Rica podría pagar este año una factura petrolera de $2.200 millones, equivalente a un 7% del PIB.
La reducción en el precio le permitirá a este otro ganador mejorar sus finanzas y de paso contribuir con el trabajo del Central de reducir la inflación.
De enero a setiembre el barril de coctel (incluye crudo y productos terminados) registró un precio promedio de $120. La Refinadora estima que de agosto a octubre el barril habría rondado los $88.
Sin duda es considerado un alivio significativo respecto al escenario que se veía a mitad del año. No obstante, fuentes de Recope, consideran que el monto que se pagará este año en la compra de crudo y derivados representa un incremento del 53% respecto a la factura petrolera pagada en 2007, que fue cercana a los $1.114 millones.
Empero, voceros de Recope han señalado que la situación todavía es frágil.
El Fondo Monetario Internacional ha estimado recientemente, por ejemplo, que el barril del petróleo tendería a estabilizarse en $67.
La suma de $145 por barril fue “recontraalto”, dijo Eric Vargas, estratega de Aldesa, pero $45 es muy bajo por lo que desde la óptica del experto debería darse una tendencia hacia el alza.
Asimismo en la actualidad el país sigue viviendo una especie de bonanza fiscal que le ha permitido pagar incluso los intereses de la deuda pública, tras lo cual ha sobrado para hacer inversiones sociales.
En virtud de haberse logrado este año durante consecutivos superávits primarios, se ha logrado pagar los intereses que acumulados a noviembre suman más de ¢400 mil millones.



Ver comentarios