Petrobras patrocina a atletas olímpicos pese a dificultades
Petrobras entrega ayuda adicional en la última etapa a los atletas con mejor rendimiento, para que logren sus mejores marcas. Bloomberg/La República
Enviar

Petrobras, que está en el centro de uno de los mayores escándalos de corrupción de Brasil, aún así tiene dinero para apoyar a atletas de alto rendimiento, al aproximarse las Olimpíadas que tendrán lugar en Río de Janeiro.
La petrolera de Río de Janeiro, amplió su presupuesto para atletas, incluso cuando sus gastos globales de patrocinio se han reducido un 27% este año, a 228 millones de reales (unos $70 millones).
Para liberar fondos para los principales atletas brasileños que competirán en deportes menos populares, como judo y pesas, Petrobras redujo gastos en eventos culturales como el desfile del Carnaval y en conferencias petroleras, dijo Luis Nery, director ejecutivo de comunicaciones y marca.
“La dirección decidió reducir el presupuesto para adaptar a la compañía a su nueva realidad”, dijo Nery en una entrevista en su oficina central de Río. “Redujimos en cultura y eventos, pero cambiamos el foco de atención hacia el deporte en los Juegos Olímpicos, debido al momento, y hacia los deportes motorizados, por la esencia de nuestro negocio”.
El presupuesto deportivo, que incluye las Olimpíadas y la Fórmula 1, subió a 98 millones de reales en el 2016, comparando con 66 millones de reales en el 2015. A mediados del 2015 la compañía, anteriormente conocida patrocinó a 27 atletas adicionales que compiten en los Juegos de Verano.
La compañía patrocina el boxeo, esgrima, judo, levantamiento de pesas, remo y taekwondo, evitando los deportes más populares como la natación, el fútbol y la gimnasia, donde los atletas tienen más facilidad para encontrar apoyo corporativo.
Petrobras ha reducido las inversiones planificadas a la mitad el último año, para afrontar la caída de precios del petróleo y liberar fondos para pagar deudas. La compañía también se está defendiendo contra una demanda colectiva en EE.UU. derivada de un gran escándalo en el que varios ejecutivos de la compañía aceptaron sobornos de un grupo de contratistas.
Adriana Araujo, una boxeadora que ha sido apoyada por la productora de petróleo desde el 2012, dijo que no ha sentido la crisis financiera que afecta a la compañía, “Nada ha cambiado en mi caso; ellos han seguido pagándome lo mismo”, dijo. “Antes nunca hubiera podido viajar, y ahora voy a torneos y competencias; en verdad hace una gran diferencia”.
 



Ver comentarios