Enviar
Petrobras inicia producción en nueva frontera


Vitoria ,Brasil
EFE

La petrolera Petrobras inició ayer la producción de crudo del nuevo horizonte geológico del “pre sal”, que, según las autoridades, podría mudar el mapa energético internacional y convertir a Brasil en un productor y exportador a escala mundial.
El inicio oficial de la producción desde una plataforma en alta mar, a 77 kilómetros de la costa del estado de Espíritu Santo (sureste), se hará en un acto al que asistió el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.
Por ahora serán solo 18 mil barriles por día, en una prueba piloto en un pozo exploratorio de la cuenca de Campos, en el litoral de Espíritu Santo, con una inversión de unos 58 millones de reales (unos $30 millones), dijeron ejecutivos de Petrobras.
“Es el inicio de una historia, de un proceso, son los primeros datos para confirmar una nueva provincia petrolera”, explicó en una rueda de prensa el director de Exploración y Producción de la empresa, Guilherme Estrella.
El “pre sal” está situado por debajo del lecho del océano Atlántico en el sureste de Brasil. Según el Gobierno, contiene unas reservas de unos 80 mil millones de barriles, suficientes como para catapultar a Brasil a la condición de potencia petrolera mundial equivalente a Libia o Nigeria.
Brasil produce actualmente cerca de dos millones de barriles de petróleo por día (bpd) y Petrobras tiene planes de elevarla a 2,8 millones de bpd al 2015.
Pero Lula ha reiterado que ese petróleo no será exportado crudo, sino en forma de combustibles de alta calidad, por lo que Petrobras está invirtiendo unos $35 mil millones en la construcción de seis nuevas refinerías y la modernización de 11 ya existentes.
El pozo exploratorio “1-ESS-103A”, que atraerá la atención de Brasil y de la industria petrolera internacional, tiene una profundidad de 4.700 metros, incluyendo 1.375 metros de agua y unos 150 metros de una costra de
sal, antes de llegar a los yacimientos rocosos donde quedó atrapado ese petróleo hace millones de años.
Petrobras explicó que en los últimos dos años invirtió 1.700 millones de reales (unos $1 mil millones) en la perforación de 15 pozos como este y “ocho de ellos fueron probados e indicaron la presencia de petróleo liviano de alto valor comercial y gran cantidad de gas natural”.
Pero esos yacimientos no han sido declarados comercialmente viables y están todavía en fase de evaluación.
El pozo que inaugurará L
ula recopilará datos científicos que pueden ser extrapolados a otros yacimientos, para evaluar el verdadero potencial de estas reservas en varios campos marinos.
“La recolección de este primer petróleo es el primer gran evento de este proceso”, dijo Estrella, cuya prudencia contrasta con la del Gobierno, principal accionista de Petrobras, una empresa con títulos negociados en la
s bolsas de Sao Paulo, Madrid, Nueva York y Buenos Aires.
Lula ha dicho que esa riqueza será invertida “para pagar la deuda histórica de Brasil con sus pobres” e invertir en la educación.
Su ministro de Hacienda, Guido Mantega, ya cuenta los pollos antes de nacer y calcula que permitirán duplicar las reservas internacionales de Brasil, en poco más de $200 mil millones.
Lo cierto es que el “pre sal ha despertado la euforia en Brasil, un país afecto a las exageraciones y obsesionado por tener récords mundiales.
Por ahora se sabe que la capa de sal se extiende por un área de 800 kilómetros de largo y 200 de ancho desde Espíritu Santo hasta el estado de Santa Catarina (sur) y el petróleo está a profundidades de entre 5 mil y 7 mil metros.
La expectativa está concentrada en el campo de Tupí, en la cuenca de Santos, donde han sido localizados entre 5 mil y 7 mil millones de barriles comercialmente aprovechables, según Petrobras.
Estrella reiteró que las pruebas de producción de Tupí, con 100 mil bpd, comenzarán en marzo próximo, mientras siguen las exploraciones y perforaciones en otras áreas tradicionales y del “pre sal”.
Ver comentarios