Enviar
Petrobras apuesta a una crisis de corto plazo

Río de Janeiro
EFE

La petrolera brasileña Petrobras espera que la crisis mundial sea de corta duración y, por ello, aumentará sus inversiones en 57% en cinco años, ya que apunta a un mercado cada vez más sediento de energía, dijeron ejecutivos de la empresa.
Los directivos de la principal corporación brasileña explicaron ayer detalles del nuevo plan de negocios 2009-2013, anunciado el viernes en la noche.
El plan contempla inversiones totales por $174 mil millones, con un promedio de $35 mil millones por año, uno de los más altos de la industria petrolera mundial.
“Es vital para aprovechar oportunidades de ser un gran actor” en el escenario petrolero internacional, y “estar bien posicionados en el momento de reversión del ciclo”, afirmó el presidente de la empresa, José Sergio Gabrielli, durante la rueda de prensa. La empresa es controlada por el Estado brasileño, pero parte de sus acciones se cotizan en las bolsas de Sao Paulo, Madrid, Nueva York y Buenos Aires.
Gabrielli calificó el plan como “anti cíclico”, es decir, con capacidad para atenuar los efectos negativos del actual escenario económico, con proyectos de largo plazo de maduración.
Este esfuerzo de inversiones tiene un valor mayor cuando el ciclo se modifique, dijo sobre la previsión de que después de la crisis Petrobras esté “mejor posicionada”.
Crisis aparte, el mundo estará necesitado cada vez más de energía, aún en un escenario de estancamiento de la demanda, precisó.
Petrobras se apoyó en datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que muestran que aún en un escenario conservador en 2020 el mundo requerirá de una capacidad adicional de producción de entre 55 y 65 millones de barriles por día (bpd) y para el 2030 de entre 75 y 90 millones de bpd.
Pero como esa demanda no se viene toda junta sino de manera gradual, la empresa se propone ir incrementando su producción año tras año, especialmente con nuevos campos ubicados en horizontes profundos en el lecho del océano Atlántico.
“La revisión (del plan) no refleja una evaluación de la crisis de corto plazo, sino una agenda estratégica de largo plazo”, señaló Gabrielli.
Estos planes han contrastado con una lluvia de anuncios de despidos y recientes cancelaciones de planes de inversiones por el equivalente a unos $20 mil millones en grandes y emblemáticas empresas brasileñas.
La industria petrolera enfrenta la necesidad de agregar volúmenes y capacidad de producción en “dimensiones desafiantes”, dijo Gabrielli, para quien Petrobras está en una situación privilegiada frente a otras petroleras, pues tiene reservas probadas y probables para un aumento significativo de su producción.
El plan contempla aumentar la producción en 1,255 millones de bpd al 2013, hasta 3,655 millones de bpd. Esto supone una tasa anual de 8,8%, comparado con los 2,4 millones de bpd al cierre de 2008.
Comparado con el plan de negocios anterior (2008-2012) la producción estimada crecerá en 19%, o 528 mil bpd.
La mayor parte del nuevo petróleo que Petrobras pondrá en el mercado provendrá de nuevos yacimientos identificados en el horizonte geológico llamado “pre sal”, a profundidades de hasta 7 mil metros desde la superficie del Atlántico.
La firma ya recoge resultados de estos planes de medio plazo y para el cierre de 2009 proyecta una producción de 2,757 millones de bpd de crudo y gas, dentro y fuera de Brasil, un aumento de 357 mil bpd respecto a diciembre pasado.
Gabrielli y los directores de la empresa destacaron la decisión oficial de no exportar petróleo crudo, sino productos y derivados.


Ver comentarios