Enviar
Pese a la crisis, Brasil seguirá creciendo

En 2008 se generaron 2,2 millones de nuevos empleos formales

A pesar de la crisis financiera internacional, Brasil no sufrirá recesión ni desempleo como otros países y que, por el contrario, seguirá creciendo.
“Vamos a trabajar para que esa crisis no cause en Brasil los efectos perversos que está provocando en Japón o en Estados Unidos, con millones de desempleados. Estoy convencido de que Brasil debe mirar la crisis como una oportunidad para que podamos hacer las cosas que aún no hicimos”, aseguró Luiz Inácio Lula da Silva, presidente brasileño, en su último programa semanal de radio del año.
“El dinamismo del mercado interno brasileño es el que permitirá que la economía siga creciendo. Mientras algunos países están en recesión, Brasil puede crecer un poco menos de lo que tenía previsto, pero seguirá creciendo y generando empleos”, agregó.
El 2008 fue un buen año para Brasil debido a que el país creció con fuerza y, por lo menos hasta octubre, generó 2,2 millones de nuevos empleos formales.
El crecimiento económico brasileño hasta el tercer trimestre superaba el 6 % y la previsión es que el país cierre el año con una expansión cercana al 5,6%.
Pese a que el Gobierno ha dicho que aún trabaja con la previsión de un crecimiento del 4% para 2009, los economistas de los bancos privados prevén que el ritmo de crecimiento será menor y que Brasil cerrará el próximo año con una expansión cercana al 2,44%.
Aunque Lula alegó durante varias semanas que Brasil no sería alcanzado por la crisis, la reducción del crédito internacional y de la demanda mundial por materias primas provocó una desaceleración en la producción industrial a partir de octubre y obligó a varias empresas a ajustar su producción, despedir empleados y conceder vacaciones colectivas.
“Brasil tuvo en 2008 un año bueno. No voy a decir que excelente, pero sí bueno. Apenas en el último trimestre tuvimos problemas, resultado de esa crisis mundial, mucho más por la falta de crédito internacional”, afirmó.
“En la medida en que el crédito en dólares afuera faltaba, las empresas brasileñas que captaban dinero en el exterior tuvieron que buscarlo en el sistema financiero brasileño y por eso tuvimos problemas de crédito”, dijo.
“Aunque tengamos una crisis que es la más fuerte en toda la historia desde la industrialización, el hecho concreto es que Brasil es el país que está más preparado” para superarla, aseguró
“Tenemos reservas, tenemos un mercado interno fuerte. Vamos a trabajar fuerte para que podamos conceder la ayuda necesaria para que la economía siga creciendo. Antes del 20 de enero presentaremos otras propuestas de incentivo al crecimiento económico. Creo que es importante que todo el mundo tenga claro que no vamos a quedarnos parados esperando a que la crisis afecte a Brasil”, manifestó.

Río de Janeiro
EFE
Ver comentarios