Enviar
Pesaje de vehículos revivirá en octubre

Danny Canales
[email protected]larepublica.net

El próximo mes los camiones que lleven más peso del permitido serán sacados de circulación y se les aplicará una multa de ¢10 mil.
Lo anterior porque se retomará el programa de pesaje de vehículos, luego de una década y media de abandono.
Con la medida se busca hacer cumplir los niveles máximos de peso máximo que plantea la legislación que es 22 toneladas por viaje.
Está más que demostrado que el exceso de carga es una de las causas del deterioro que registran las vías.
Se estima que para mejorar la condición de los caminos el Estado debe invertir al menos $150 millones anuales por un lapso de una década.
Desde el cierre del tren en 1995 la mayoría de carga se trasiega por camión y al no regularse el peso existe la inquietud de que los camioneros abusan de la carga que trasladan.
Para prevenir esa situación el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt) adquirió cinco romanas móviles, que entrarán a operar en octubre.
Los camiones madereros, las vagonetas y los furgones serán los principales objetivos del programa.
Inicialmente las estaciones de pesaje se colocarán en las aduanas de Moín y Caldera, así como en Villa Briceño, en la Interamericana Sur.
También se trabajará en la rehabilitación de las casetas de Cañas y Búfalo (Sandoval), las cuales se construyeron pero debido al abandono fueron saqueadas.
El control móvil de peso operará los 365 días del año, las 24 horas, aseguró Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes.
La jerarca mostró ayer a la prensa el funcionamiento de los equipos en una demostración que se realizó cerca del peaje de la vía a Santa Ana.
El sistema de pesaje le fue contratado a la empresa Romanas Ballar por un monto de $4 millones.
La compañía aportará además técnicos que se encargarán de hacer los controles en conjunto con los oficiales de Tránsito y personal del MOPT.
El Estado abandonó el programa para regular el peso de vehículos de carga desde 1997.
Ver comentarios