Enviar
En trámite compra de cinco estaciones de inspección
Pesaje de vehículos revivirá

• Programa estaba abandonado desde hace 15 años
• Inversión en plan de control de peso ascenderá a $4 millones

Danny Canales
[email protected]

Cinco estaciones de pesaje móviles se convertirán en las fiscalizadoras de los choferes de camiones pesados, acostumbrados a circular por las vías con carga superior a la estipulada por ley.
Las estructuras fueron negociadas con la empresa La Casa de la Romana, mediante un contrato estimado en $4 millones por un lapso de cuatro años.
Además de proveer el equipo e instalarlo, el adjudicatario deberá brindar el servicio.
El Estado abandonó el programa para regular el peso de vehículos de carga desde hace 15 años, al archivar un plan en el que se habían invertido $5 millones en nuevas estaciones y equipos.
El contrato de compra está en estudio de la Contraloría General de la República.
De ser aprobado el proyecto, el programa de pesaje de automotores entrará a operar en tres meses, prometió Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes.
La jerarca destacó el hecho de que las estaciones serán móviles, lo que permitirá desplazarlas a distintos puntos del país para realizar un mejor control. Además resaltó que el servicio se ofrecerá los 365 días del año, las 24 horas del día.
Los camiones madereros, las vagonetas y los furgones serán los principales objetivos del programa de control de peso en las rutas nacionales.
Cada estación de pesaje contará con inspectores de tránsito asignados que tendrán la tarea de confeccionar las boletas de infracción a aquellos vehículos que registren un peso superior al estimado en la ley de Tránsito.
Actualmente la sanción por infringir la norma de peso es de ¢10 mil; sin embargo, la ministra González remitió a la Asamblea Legislativa y presionará a los diputados para que le aprueben una reforma a la Ley de Tránsito que amplía a ¢120 mil la multa por ese abuso.
Con las medidas para controlar el peso que circula por las carreteras se persigue evitar accidentes de tránsito y prevenir el deterioro de la red vial, expuso la Ministra.
El estado de la red de carreteras es tan deficiente que se estima que para repararla se necesita una inversión de $100 millones anuales por un lapso de una década.
Actualmente solo opera un puesto de pesaje en el país, en Sandoval de Limón.
Lo anterior a pesar de que el Estado construyó cinco estaciones de pesaje fijos desde 1997, pero nunca los puso a operar. Actualmente esas casetas se encuentran en mal estado debido al vandalismo y paso del tiempo; los equipos de pesaje se desactualizaron y dañaron, además de que se dejó vencer la garantía otorgada por el proveedor.
La inversión en ese proyecto fue de $5 millones y provino de un crédito otorgado al país por parte del Banco Mundial.
La intención del Gobierno es, a mediano plazo, rescatar las casetas que se construyeron para ese programa y equiparlas para aumentar la regulación de carga.
Las estaciones deterioradas fueron construidas en Esparza de Puntarenas; Cañas, en Guanacaste; Villa Briceño, en la zona Sur; Ochomogo de Cartago, y Búfalo de Limón.

Ver comentarios