Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



GLOBAL


Perú llama a su embajador en Bolivia

| Martes 16 junio, 2009



Gobierno de Lima muestra malestar hacia Evo Morales
Perú llama a su embajador en Bolivia
Mandatario boliviano calificó de “genocidio” el conflicto en la región de Bagua

La Paz
EFE

El Gobierno de Perú llamó ayer a consultas a su embajador en Bolivia, Fernando Rojas, como gesto de protesta y malestar hacia el presidente Evo Morales por calificar de “genocidio” el conflicto de la región peruana de Bagua.
El violento enfrentamiento ocurrido en la Amazonía del Perú se convirtió en un nuevo motivo de polémica entre La Paz y Lima y agudizó la tensión en sus relaciones por asuntos como los tratados de libre comercio, la integración andina y el asilo concedido a ex ministros bolivianos por el Gobierno de Alan García.
En este caso, el detonante del roce diplomático fue el calificativo de “genocidio” empleado por Morales para denunciar lo que, a su juicio, ocurrió en Bagua, donde murieron 24 policías y nueve indígenas.
“Lo que pasó en Perú, yo estoy convencido, es el genocidio del TLC, la privatización, la entrega de las selvas amazónicas de Suramérica a las trasnacionales”, sostuvo el presidente boliviano, de etnia aimara, el pasado sábado en una cumbre indígena celebrada en Beni (noroeste).
En declaraciones a Efe, el embajador de Perú en Bolivia, Fernando Rojas, confirmó que la llamada a consultas por parte de su Gobierno es un gesto de rechazo a “apreciaciones absolutamente falsas” porque en Perú “no ha habido ningún genocidio”.
El diplomático reprochó también que “diversos sectores bolivianos” han practicado una “injerencia reiterada” en asuntos internos de Perú.
Desde Lima, el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde consideró que Evo Morales es “obsesivo” en sus insultos a Perú y adivinó en él una voluntad de erigirse en “líder alternativo al presidente Alan García a partir de los movimientos indígenas”.
Belaúnde señaló a Efe que el propio presidente Alan García “no entiende por qué Morales trata de dañar la relación con Perú, no concibe ese permanente ejercicio de hostilidad” y más tratándose de países que tienen tanto en común.
Antes de las manifestaciones de Morales, su ministra de Justicia, Celima Torrico, había responsabilizado al presidente Alan García de lo ocurrido en Bagua, aunque posteriormente otros miembros del Ejecutivo boliviano se desmarcaron de esta postura.
Días después, lo que irritó al Gobierno boliviano fueron las denuncias de algunos políticos peruanos que situaban a Morales en el origen de los disturbios.


Andinos y UE, en la recta final

Los delegados de Colombia, Perú y Ecuador iniciaron ayer en Bogotá, junto a la Unión Europea (UE), la cuarta ronda negociadora para la consecución de un acuerdo de libre comercio, que confían cerrar a más tardar en julio y ratificar en 2010.
El objetivo es concluir las negociaciones para el denominado “Acuerdo comercial tripartito UE-Países Andinos”, por el que esos países sudamericanos se beneficiarían de preferencias arancelarias a largo plazo, dijeron a Efe fuentes del equipo negociador europeo.
Bolivia, que se salió de la negociación por discrepancias con Perú y Colombia y por su desacuerdo en temas de propiedad intelectual, podría adherirse al tratado una vez cerrado e incluso después de su entrada en vigor.
Precisamente debido a la retirada de Bolivia, el convenio, que comenzó a negociarse bajo el formato “Acuerdo de asociación comercial, política y de cooperación”, cambió de estatus y ahora solo tiene ámbito comercial.