Perspectivas de América Latina se deterioran
Enviar
Perspectivas de América Latina se deterioran

La percepción de que América Latina ha resistido los efectos de la crisis financiera pero no será inmune a las turbulencias mundiales tomó fuerza con un estudio divulgado en Brasil que advierte de que la región puede estar ante una perspectiva de declive económico.
Según la Fundación Getulio Vargas (FGV), de Brasil que mide trimestralmente el Indice de Clima Económico (ICE) de América Latina, en asociación con el instituto IFO de la Universidad de Múnich (Alemania), ese indicador bajó de 5,6 a 4,4 puntos entre julio y octubre, lo que sugiere que el optimismo de los últimos meses ha dado paso a la cautela.

“Reflejo de la incertidumbre en el escenario económico mundial, el índice quedó abajo de la media histórica (5,1 puntos), indicando la entrada de la región en la fase de declive del ciclo económico tras permanecer en la fase de boom entre julio de 2010 y julio de 2011”, señaló el estudio.
Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el paso del ciclo de bonanza al de un posible declive refleja la percepción de especialistas de 18 países consultados por las dos instituciones en la escala del estudio, que va de uno a nueve, y no necesariamente los indicadores reales de la economía de los países de la región.
Los economistas consideraron la situación presente, medida con el Índice de Situación Actual (ISA), como favorable, pese a que bajó en el trimestre examinado de 5,9 a 5,2 puntos, mientras que el Índice de Expectativas (IE) cayó de 5,3 a 3,5 puntos, la peor nota para este indicador desde enero de 2009.
La combinación de esas dos variables hizo retroceder el Índice de Clima Económico (ICE) de América Latina a 4,4 puntos, resultado que en los últimos diez años sólo es mejor que los 2,3 puntos registrados en enero de 2009, cuando la región sufría los efectos de la crisis bancaria de finales de 2008 en Estados Unidos.
En ese momento la tendencia de declive del Indice de Clima Económico era más acentuada que en la actualidad, pero enseguida la región tomó un segundo aire y subió en los trimestres siguientes, hasta llegar a seis puntos en octubre de 2010, sin que se haya producido una recesión.
El economista chileno Francisco Castañeda, de la Universidad de Santiago, considera que ante el delicado panorama económico mundial las economías de América Latina sufrirán irremediablemente una desaceleración en los próximos meses, aunque descartó que entren en recesión.
Según Castañeda, los países de la región “no han hecho las reformas para tener una estructura productiva moderna, eficiente y competitiva” y se han conformado con la bonanza que les han dado los elevados precios de las materias primas.

Río de Janeiro/EFE

Ver comentarios