Enviar
Persisten divergencias por Cuenca del Caribe

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

La Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) y su futuro tras el 29 de febrero de 2008 —fecha límite para aprobar el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos (Cafta)— sigue siendo motivo de discusión entre los promotores y adversarios de este acuerdo comercial.
Ayer los representantes del “no” reiteraron que los beneficios de la ICC no corren peligro si se rechaza el Cafta el próximo 7 de octubre.
Para ello se basaron en un documento que presuntamente envío Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a Tomás Dueñas, embajador costarricense en Washington.
El documento expresa que no hay ningún vínculo entre el resultado del referéndum y la permanencia del país en la ICC.
Sin embargo, para los promotores del Cafta dicho documento es ambiguo y aluden que “para nadie es un secreto que muchos demócratas en Estados Unidos apoyan posiciones proteccionistas que buscan impedir a toda costa la generación de empleos fuera de ese país”.
La ICC es un programa que Estados Unidos mantiene para promover el crecimiento económico a través de iniciativas en el sector privado de los países centroamericanos y del área del Caribe, mediante cuotas arancelarias preferenciales.
Ver comentarios