Enviar
Autoridades corren para controlar impacto ecológico de auge de construcción en el Pacífico
Permisos inmobiliarios se tornan en avalancha

“El problema no es el otorgamiento de permisos individuales, sino el efecto acumulativo de otorgar muchos”, sostiene el viceministro del Ambiente

Eduardo Baldares
[email protected]  

Las sorprendentes explosiones inmobiliaria y turística en el litoral Pacífico detonan la preocupación del Ministerio del Ambiente y Energía, que entre medidas emergentes y largoplacistas intenta minimizar los peligros ecológicos que implica dicho boom.
Se acepta que al no disponer de un adecuado ordenamiento y planificación ambiental del territorio, el país se expuso a los denominados efectos ambientales acumulativos, que para cada proyecto pueden ser pequeños, pero que cuando se suman y multiplican se convierten en un problema serio.
Los riesgos abarcan áreas como “los requerimientos de agua potable, la producción de residuos sólidos, tratamiento de aguas residuales, disposición de aguas pluviales, el impacto en el paisaje, la carga en la viabilidad, la presión en los servicios como electricidad y otros”, especificó Jorge Rodríguez, viceministro del Ambiente, en entrevista para LA REPUBLICA.
El funcionario anunció que ya se trabaja en un plan de ordenamiento ambiental de toda la costa del Pacífico en conjunto con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), coordinando muy de cerca con los gobiernos locales.


¿Qué condiciones le heredaron administraciones anteriores sobre regulación ambiental?
Por ser la regulación ambiental un tema relativamente nuevo, en el caso específico del desarrollo de la zona marítimo terrestre, considero que están quedando al descubierto una serie de efectos ambientales acumulativos, que necesitan atención integral.

¿Qué propone el Ministerio?
Que se incorpore la variable ambiental en la planificación del territorio y que esté en consonancia con lo dictado por la Sala Constitucional. Algunos de estos productos se verán en los planes reguladores de los cantones de Guanacaste y de algunas playas de esa provincia que servirán para establecer con criterios ambientales, los lineamientos para un verdadero desarrollo de las costas.

¿En medio del boom se tomaron previsiones en cuanto al uso y tratamiento del agua?
En lo referente a los efectos acumulativos vinculados a este tema, la respuesta es no. Cada proyecto busca obtener y tramita su fuente de agua. No obstante, al ser muchos, se supera la capacidad de carga y se empieza a tener problemas con la capacidad de las fuentes o bien de los acueductos. Para atender este problema se ha venido trabajando y ya se cuenta con el Balance Hídrico de las principales cuencas del país.
En general, ¿en qué zonas se ha dado mejor el proceso de crecimiento?
En realidad, el problema está con la velocidad con que se está dando el crecimiento. Por ejemplo, en el caso de Papagayo, el proceso de crecimiento ha sido más pausado y gradual, lo cual ha permitido ir solucionando los problemas que han surgido, poco a poco.

¿Y en cuáles peor?
En otras zonas, como Tamarindo, Playa Panamá, Hermosa, Coco o incluso Jacó, la velocidad del desarrollo ha superado las expectativas y sorprendido a todos. Este asunto trae consigo, sin lugar a dudas, el surgimiento de esos problemas ambientales antes citados.

¿Qué medidas se promueven?
El Primer Plan Nacional para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico, una herramienta de integración multisectorial y que visualiza el desarrollo hídrico del país en 20 años. Igual se trabaja en cinco normativas a nivel ejecutivo, como son el instrumento de gestión en materia de aguas subterráneas, buenas prácticas, servicio al público, gobernabilidad en la gestión del agua, y procedimientos en el acceso a este recurso.

¿Se planificó adecuadamente lo relacionado con el tratamiento de la basura ante un crecimiento tan veloz y repentino?
El tema de los residuos sólidos también es un efecto acumulativo que debe ser debidamente atendido. Hasta ahora se han desarrollado soluciones de emergencia. No obstante, como parte del proceso de planificación territorial, se trabajará también el desarrollo de soluciones duraderas al tema del manejo de los residuos sólidos.

¿Cómo considera que se ha dado el otorgamiento de permisos?
Los proyectos cumplen con los trámites individuales conforme a la ley. El Estado debe responder en la misma medida. El problema, como se señaló antes, es el número. El problema está en el ordenamiento y planificación ambiental del territorio. Por eso estamos abocados a que esto se haga lo antes posible. Es la verdadera solución.
Ver comentarios