Peres anuncia elecciones anticipadas
Enviar
Peres anuncia elecciones anticipadas

Canciller Livni parte como favorita en intención de voto

Jerusalén
EFE

Simón Peres, presidente israelí, anunció ayer en el Parlamento de su país que Israel se dirige a la convocatoria de unas elecciones anticipadas en las que según los sondeos la líder del partido gobernante Kadima, Tzipi Livni, parte como favorita.
Peres atiende así la recomendación que le hizo la propia Livni de llamar a las urnas después de que la líder de Kadima renunciara a cumplir el encargo que le había encomendado el presidente israelí de formar gobierno, al no contar con apoyos suficientes.

La decisión de Livni, titular de Exteriores en el actual gabinete, de no agotar el plazo para recomponer la actual mayoría gubernamental -y las razones que ofreció para hacerlo-, parecen haber dado, no obstante, sus frutos.
Las dos primeras encuestas que se publicaron tras su renuncia la sitúan ayer a la cabeza de las preferencias del electorado aunque seguida de cerca por Benjamín Netanyahu, líder del derechista Likud.
Un sondeo elaborado por el Instituto de Investigación Sociológica Dahaf para el diario “Yediot Aharonot”, indica que el Kadima mantendría sus actuales 29 de los 120 escaños del Parlamento (Kneset), frente a los 26 del Likud.
Una dinámica que parece confirmar otra encuesta, la de TNS Teleseker, que eleva a 31 los parlamentarios que lograría Livni, frente a los 29 que alcanzaría el partido que lidera Netanyahu, que en la actualidad cuenta con doce.
Ambos sondeos revelan que el Partido Laborista -actualmente la segunda formación de peso con 19 diputados-, sólo lograría once diputados en las urnas.
Livni argumentó que no había logrado consolidar un nuevo ejecutivo tras rechazar lo que calificó de “extorsión” de partidos como el ortodoxo Shas -cuyo apoyo era fundamental para renovar la mayoría gobernante-, y abogar por “otro tipo de política”.
La líder de Kadima se refería en esos términos a las demandas del Shas de recibir desorbitadas ayudas para las familias numerosas, que componen el grueso del electorado de ese partido, así como su frontal rechazo a que Jerusalén sea asunto de negociación.
El fragmentado arco parlamentario israelí, que ha obligado a sus predecesores a buscar aliados ideológicamente distantes a cambio de todo tipo de contraprestaciones, y los escándalos de corrupción en torno a no pocos políticos, han llevado a Livni a presentarse como abanderada de una “nueva vía” política en Israel.
Una línea que parece contar, de momento, con el favor del electorado.
Como jefa de la diplomacia y al frente del equipo negociador israelí en las actuales conversaciones con los palestinos, Livni se perfila como una política pragmática y dispuesta a alcanzar compromisos en nombre de la paz.
Por contra, Netanyahu es conocido por su política populista, tradicionalmente reacia a las concesiones territoriales, como la división de Jerusalén, en cuya parte este los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro estado.
Entretanto, los partidos israelíes han comenzado a prepararse para la convocatoria de elecciones generales, sobre cuya fecha -previsiblemente en el primer trimestre del próximo año-, Peres tendrá que decidir antes del miércoles.
Tras mantener consultas con la mayoría de los trece partidos políticos con representación parlamentaria, el presidente israelí reveló ante la Cámara que no había opciones de formar una nueva coalición de gobierno.
“Este es el momento para que la Kneset y el sistema político en Israel hagan examen de conciencia”, exhortó esta tarde a los diputados al iniciarse el período de sesiones de invierno.
Durante la mañana de ayer, el Kadima presentó ya una propuesta de ley en la Kneset pidiendo la convocatoria de comicios, con el objeto de que la fecha para los mismos se fije lo antes posible y poner en marcha el calendario electoral.
Mientras tanto, seguirá en funciones el primer ministro Ehud Olmert, que dimitió de su cargo al frente del Kadima y del Gobierno acosado por varios escándalos de corrupción y que ha advertido de que seguirá tomando decisiones hasta el último momento.
En su discurso ante el plenario, Olmert dijo que “las amenazas a la seguridad de Israel no esperarán al proceso político” que se avecina.

Ver comentarios