Enviar
Pequeños docentes
El programa Niños Mediadores busca impulsar el aprendizaje tecnológico de alumnos de escuelas unidocentes

¿En qué consiste el proyecto Niños Mediadores de la Fundación Omar Dengo?

Es una iniciativa pensada para niños que estudian en escuelas unidocentes y que están integradas al Programa Nacional de Informática Educativa. El proyecto tiene como propósito capacitar a tres o cuatro estudiantes de cada escuela, para que se conviertan en buenos mediadores entre sus compañeros y la tecnología.

¿Qué es un niño mediador?

Es un escolar que tiene cualidades extraordinarias para comunicarse con otros, que aprende con facilidad, que le gusta aprender y que disfruta los retos tecnológicos. Esto le permite construir un conjunto de aprendizajes, a través de una jornada de capacitación anual de 40 horas, ofrecida por el Programa Nacional de Informática Educativa MEP-FOD.

¿Cuáles son los principales beneficios que reciben estos niños?

Una vivencia social y de aprendizaje, capacitación de alta calidad sin costo económico, excelente ambiente, fortalecimiento de sus capacidades, conocimientos.

¿Qué escuelas participan?

Escuelas unidocentes y aquellas que no sobrepasan los 90 estudiantes o que están integradas en la modalidad “Informática Educativa en el Aula”, que consiste en instalar de una a ocho computadoras dentro del aula regular. La cantidad se define de acuerdo con la matrícula, que puede ser de uno a 90 estudiantes.

¿Por qué se recomienda aplicar este método de aprendizaje?

La experiencia nos ha mostrado el impacto que este método tiene en los menores capacitados y en los que son apoyados por estos. Las escuelas rurales multigrado, por sus características, son nichos ideales para el aprendizaje; pocos estudiantes y convivencia cotidiana entre edades diferentes permiten una dinámica personalizada respetando ritmos y estilos de los menores.
El valor de la iniciativa de Niños Mediadores radica en que los participantes se preparan para desempeñar un rol que les permite crear, aplicar, analizar, comprender elementos educativos y tecnológicos, comunicándose en forma efectiva con otros niños, niñas y educadores.

¿Cómo se incorporan los recursos tecnológicos a la enseñanza en las aulas?

Como recursos didácticos. Es decir, instrumentos con los cuales se facilita el aprendizaje del estudiante. Por supuesto que estos instrumentos didácticos requieren una mediación docente que les dé sentido y oriente su aprovechamiento óptimo.
En el modelo de “la computadora en el aula”, el ambiente de aprendizaje se enriquece y se maximiza a través de la acción docente y de las capacidades y conocimientos de los niños y niñas mediadores.

Sofía Ramírez
[email protected]
Ver comentarios