Enviar
Red local inicia proceso de acreditación basado en un programa mexicano
Pequeños hoteles luchan por elevar estándares de calidad

Karen Retana
[email protected]

Las elegantes residencias ubicadas en Barrio Amón —que albergaron parte de la burguesía josefina hace un siglo—, hoy se convierten en la morada de pequeños hoteles que aprovechan la historia y arquitectura del lugar para atraer a visitantes de todo el mundo.
Sin embargo, más allá de los atributos que pueden tener estas u otras ubicaciones, los dueños de pequeños hoteles en Costa Rica quieren cautivar a su público a través de la calidad.
Por esta razón algunos de ellos se organizaron para formar la Red de Pequeños Hoteles y trabajan en conjunto para obtener una certificación de calidad que les permita mejorar sus estándares.
Esta acreditación se tramita por medio de la Federación de Hoteles de México que brinda capacitación a los locales con base en parámetros que se emplean en sitios de hospedaje en esa nación.
“El problema es que no podemos obtener una acreditación local de ese tipo porque los estándares que maneja el ICT son muy elevados, por ejemplo ellos piden diez habitaciones en adelante y algunos de nuestros miembros cuentan con menos cuartos”, sostuvo Jean Le Marie, presidenta de la agrupación.
La representante comentó que están solicitando al Instituto Costarricense de Turismo (ICT) la modificación de algunos de estos requisitos para que se ajusten a la realidad de cada pequeño hotel.
La organización local trabaja también en mitigar dos de los grandes obstáculos que le restan competitividad al sector, el mercadeo y la capacitación, ya que muchas de estas empresas son manejadas por familias o empíricos. Este tipo de hoteles representan el 85% del total de sitios de hospedaje que ofrece el mercado nacional.
Ver comentarios