Pequeño grupo, gran apoyo
Alberto Arenas junto a su familia.Esteban Monge / La República
Enviar

IMPACTO SOCIAL

Pequeño grupo, gran apoyo

Alberto Arenas lidera grupo de apoyo para pacientes con dermatitis atópica

Tener a un ser querido con una enfermedad afecta no solo a quien la padece, sino a toda su familia.
Este es el caso de una niña de diez años, quien desde los tres meses de edad padece de dermatitis atópica, un mal que provoca una reacción de hipersensibilidad en la piel, que lleva a una inflamación cutánea y enrojecimiento.
Se trata de un padecimiento crónico que no solo afecta físicamente a quienes lo tienen, sino que influye en sus estados de ánimo, donde con frecuencia el enojo y la frustración están presentes.
Su padre, Alberto Arenas, enfrenta día a día esa situación, por lo que junto a su familia decidió crear un grupo de apoyo, como los que existen actualmente en países como México y Francia.
El grupo apenas se está formando, y la primera tarea es encontrar a personas o familias en la misma situación, y de esa forma darse apoyo mutuo a través de sus experiencias.
Pero más allá de la parte emocional, también se pretende negociar beneficios en medicamentos y los tratamientos adecuados para hacer frente a este mal.
“El fin es ayudar a personas que no tienen los recursos adecuados para adquirir los medicamentos que garanticen una mejor calidad de vida”, comentó Arenas.
El grupo también servirá para buscar ayuda médica especializada ya sea dentro o fuera del país, así como capacitar a los pacientes y sus seres queridos para atender tanto aspectos físicos como emocionales.

Melissa González
[email protected]
 

Ver comentarios