Enviar
Apertura aumentó cobertura en el país, generando variación de precios de hasta un 54%
Pequeñas empresas inundan televisión por cable
Mercado suma ya 18 competidores que van desde las compañías consolidadas hasta las de energía que ven oportunidades de diversificar oferta

El mercado de la televisión por cable es uno de los segmentos que más provecho sacan de la apertura del mercado. Luego de estar dominado por dos suplidoras del servicio que se instalaron hace ya más de 19 años, ahora pequeñas empresas han entrado a luchar por obtener parte de ese pastel.
Cada vez más costarricenses pagan por el servicio, y la aparición de empresas como Cable Visión, TeleCable e incluso otras como Jasec y la Empresa de Servicios Públicos Heredianos viene a abaratar el costo de las suscripciones.
En la actualidad, unos 472 mil costarricenses están afiliados a alguna cablera, cifra que aumentó en un 39% con respecto a 2007 de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
El surgimiento de estas pequeñas suplidoras de cable se debió a que más del 50% de la población del Area Metropolitana y de diferentes zonas del país no contaba con este servicio.
Esto propició que las pequeñas operadoras de cable vieran un portillo para suplir esa demanda e insertarse en el mercado.
A estas, se les facilitó competir con las grandes operadoras debido a las nuevas estrategias de mercado que plantearon, especialmente porque lanzaron paquetes con la misma cobertura de canales pero a precios más atractivos y asequibles según la zona.
A pesar de ello, las grandes cableras mantuvieron sus precios con la misma cobertura de canales y esto generó su desarrollo en este campo.
El número de empresas que ofrecen este tipo de transmisión aumentó a 18, sumando diversidad entre cableras grandes y pequeñas. Cada una de ellas trata de sacar provecho de sus virtudes, generando una lucha de precios en la que se encuentran diferencias de hasta el doble en el costo de suscripción para un servicio similar.
Uno de estos competidores de pequeño tamaño es Teleplus Digital, empresa de cable inalámbrico no satelital, que como estrategia digitalizó la señal de los canales, para diferenciarse con respecto a sus rivales y tener la posibilidad de llegar al cliente final a un precio inferior, expresó Antonio García, presidente de esta compañía.
Los pequeños operadores de cable indican que se encuentran en una etapa de crecimiento importante y esperan que con el tiempo la competencia sea mayor.
“El ritmo al que vamos ganando mercado ha sido significativo, nuestra meta es incrementar los servicios y suscriptores a corto plazo”, comentó Gerardo Chacón, gerente general de TeleCable.
Con la entrada de las cableras no tradicionales, se produjo un desplazamiento de clientes debido a la infinidad de promociones que estas lanzaron. Añadir atractivos adicionales incrementó la exigencia del mercado y en eso concuerdan estas pequeñas empresas.
“El consumidor siempre quiere mejores servicios y a menor precio, las pequeñas cableras nos hemos ido posicionando en el país, especialmente porque suplimos el servicio de acuerdo con las necesidades de cada provincia”, dijo Carlos Azofeifa, gerente de Cable Brus.
El factor precio es muy variado. Por ejemplo, estos servicios oscilan entre $17 y $40 mensuales, estrategia variable con respecto a la cantidad de canales, zona y cablera.
Las operadoras de mayor peso en el mercado argumentan que la apertura no los ha afectado debido a que han evolucionado con tecnologías en cable digital y esto ha posibilitado aumentar valores agregados.
“El mercado ha crecido mucho producto del ingreso de nuevas empresas, pero Cable Tica mantiene su liderato en este servicio, ya que hemos hecho uso de mejores tecnologías”, expresó Giles Maury, gerente de Mercadeo de la empresa.
No obstante, estas pequeñas difusoras de cable indican que el tema no es la cantidad, sino la calidad de la programación. Producto de ello, muchas de ellas se están enfocando en canales más competitivos y con mayor entretenimiento.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios