Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Pensiones de lujo no van más

Maria Siu [email protected] | Miércoles 06 agosto, 2014

“La medida generará un ahorro al Estado de unos ¢12 mil millones anuales”, dijo Víctor Morales, ministro de Trabajo.


Rige excepción a exdiputados y maestros con postergación

Pensiones de lujo no van más

Beneficios no pueden superar los ¢2,3 millones por mes, según resolución

A excepción de los exdiputados y exmaestros con postergación, ningún exfuncionario público va a tener una pensión superior a los ¢2,3 millones mensuales.
En total serán 910 personas las que reciban un menor ingreso por pensión a partir de la primera quincena de setiembre.

Las pensiones de ¢16 millones, ¢11 millones, ¢8 millones y ¢5 millones serán reducidas al tope establecido, sin importar a quien pertenezcan.
En la lista figuran profesionales que en el pasado se desempeñaron como alcaldes, rectores de universidades públicas, ministros y economistas.
La medida rige para todos los regímenes con cargo al Presupuesto Nacional. Se trata de empleados de Hacienda, Registro Nacional, Obras Públicas y Magisterio Nacional sin postergación.
El cambio se hará porque la ley permite establecer un tope máximo que resulta de la suma de diez veces el salario base más bajo pagado en la administración pública.
Aunque la norma no es nueva, hasta ahora no se había establecido un tope a las llamadas pensiones de lujo.
La resolución del Ministerio de Trabajo se emite para generar un ahorro al Estado de unos ¢12 mil millones anuales.
Estas pensiones absorben el 15% del presupuesto total y representan un 3% de los 60 mil jubilados por la Hacienda Pública.
Actualmente se elabora una lista de excepciones para ser enviada al Ministerio de Hacienda.
La supuesta reducción de la desigualdad es uno de los argumentos mencionados en la directriz de Víctor Morales, ministro de Trabajo.
“Un 8,76% de esas pensiones se financia vía cotizaciones, por lo que el restante 91,24% debe ser financiado directamente por todos los costarricenses”, indicó Morales.
En el caso de los exdiputados, un proyecto de ley pretende nivelar la situación al incrementar el gravamen sobre su pensión de un 9% hasta un 75%.
“El tope se daría escalonado empezando por un 25% hasta llegar al 75% tal y como ocurre con la postergación en el Magisterio Nacional”, dijo Alfredo Hasbun, viceministro de Trabajo.
Las pensiones de exlegisladores crecen un 30% por año. Mientras camina la iniciativa legislativa, no hay nada que hacer en estos casos.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica