Enviar

Pensiones, por el desarrollo de una sociedad

Son incontables las ventajas de pertenecer a un fondo de pensiones complementario. Desde el punto de vista individual, porque protege al trabajador al otorgarle fondos con los que podrá complementar su pensión y empezar una nueva etapa en su vida con la tranquilidad de tener recursos para cubrir sus necesidades.
Por el lado colectivo, los fondos de pensión son un músculo financiero con un potencial de compra que podría contribuir a desarrollar el mercado de valores y grandes obras de infraestructura.
Por su naturaleza, los fondos de pensión invierten en títulos de muy largo plazo, debido a que la rentabilidad que ofrecen es mayor que los de corto plazo. Es por esto que en los últimos años, diferentes entidades y estructuradores han confeccionado emisiones de muy largo plazo y alta calidad crediticia.
Los fondos de pensión son ideales para este tipo de inversiones, porque en el sistema financiero es difícil encontrar entidades bancarias que estén dispuestas a financiar un proyecto por más de cinco años.


Desarrollando grandes obras

En este sentido, los fondos de pensión podrían ser la respuesta para el desarrollo de grandes obras de infraestructura, que requieren fuertes inyecciones de capital y cuyo retorno puede llevar mucho más tiempo.
Los encargados de dichas obras podrían sacar emisiones de títulos al mercado de valores, eso sí, que tengan un alto respaldo crediticio y una alta nota de calificación otorgada por un ente especializado.
Por regulación, los fondos solo pueden invertir en proyectos que posean calificaciones de A, es decir, las más altas que pueden conseguirse en el mercado, para garantizar la solidez de los proyectos y así tener flujos para pagarles a los afiliados de las operadoras.
En países como Chile este modelo es altamente utilizado y muchas obras de infraestructura importantes de ese país se han construido gracias al aporte de estos inversionistas institucionales que son los fondos de pensiones.
En Costa Rica hay algunos pequeños ejemplos, como dos proyectos de electrificación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Banco Nacional. Ambas entidades crearon sendos fideicomisos, que construyeron y pusieron en operación las plantas hidroeléctricas de Peñas Blancas y Cariblanco, con un importante aporte de los fondos de pensión, que compraron títulos valores emitidos por esos fideicomisos.



Beneficio final para el ahorrante

Conforme más proyectos se ejecuten bajo estas figuras, el más favorecido será el afiliado a los planes de pensión, porque disfrutará los beneficios de utilizar una carretera moderna, de disponer de eficientes servicios de electricidad, agua y alcantarillado o que sus hijos estudien en centros universitarios con mejor infraestructura y seguridad.
Adicionalmente, el rendimiento por los peajes, alquileres o pagos de servicios proveerá rendimientos mejores para los fondos y, a su vez, beneficiará a sus afiliados con pensiones mayores.

Ver comentarios