Mario Brenes

Mario Brenes

Enviar

Pensiones: de un sistema de reparto a uno de capitalización individual

Un eventual Gobierno libertario impulsará la reforma para que el sistema de pensiones IVM de la CCSS, para el cual cotizamos obligatoriamente más de 1.600.000 se transforme en uno de capitalización individual.

Los sistemas de reparto sólo son sostenibles hasta tanto haya más trabajadores entrando a la fuerza laboral que pensionándose. Cada vez hay menos trabajadores por cada pensionado; cada vez hay menos personas financiando las pensiones de los jubilados. Además, el costarricense promedio ahora vive más tiempo, por lo que los años en que una persona no trabaja luego de su retiro (y recibe pensión) son cada vez más. El problema es muy serio y debe ponerse en práctica una solución de inmediato.

Los que abogan por elevar la edad de retiro y aumentar las cuotas que se cotizan al IVM podrían aplazar por varios años el colapso definitivo del IVM, pero, no resuelven el problema, y máxime tomando en consideración la mayor expectativa de vida de los costarricenses así como el cambio demográfico.

Transformar el sistema de reparto en uno de capitalización individual. Muchos países en el mundo enfrentaron situaciones similares y las resolvieron mediante la conversión del sistema de reparto en uno de capitalización individual. Tenemos una plataforma normativa que nos permitiría hacer la transformación rápidamente. Me refiero a toda la normativa para el funcionamiento de pensiones complementarias obligatorias creada por la Ley de Protección al Trabajador hace más de 13 años. Dicho sistema de pensión está sustentado en cuentas de capitalización individual, debidamente supervisadas por SUPEN y, administradas por varias operadoras de pensiones con experiencia acumulada de varios años. Características del nuevo IVM: Obligatoriedad de cotización. Se mantendría la obligatoriedad de la cotización que actualmente se hace al IVM, correspondiente al 7.5% del salario entre las contribuciones del Estado, el patrono y el trabajador. Depósito de una parte del monto de la cotización en la cuenta de capitalización individual. Del 7.5% mencionado en el punto anterior, se depositará el 5% en la cuenta de capitalización individual, con lo que el monto mensual de ésta será del 8% del salario en lugar del 3% actual; y el restante 2.5% se mantendrá dentro del sistema de reparto. El asegurado sería el dueño de su cuenta de pensión. Bajo el sistema de cuenta de capitalización individual el monto acumulado pertenece al cotizante. Administración de la cuenta de capitalización individual. Las cotizaciones de los trabajadores serán administradas por las mismas operadoras de pensiones que existen en la actualidad. Garantía de que todos recibirán al menos lo que el IVM actual ofrece. Los cotizantes de menos de 45 años, al cambiar el sistema de reparto por uno de cuentas de capitalización individual, y sumarlo al de la pensión complementaria obligatoria, podrán construir un patrimonio que les permitirá recibir un monto de pensión muy superior al que el IVM les ofrece actualmente.
 

Ver comentarios