Enviar
Pensar en grande

La búsqueda de más personal capacitado, nuevos contratos o simplemente la visión de explorar nuevos mercados ha llevado a algunas empresas costarricenses desarrolladoras de software a incursionar en otros países del continente.
Tal y como lo informa hoy LA REPUBLICA, Avantica Technologies, Babel y Codisa Software Corp. son algunas de las firmas de programación nacional que se han atrevido a dar el paso de crecer fuera de nuestras fronteras.
Primero fue Perú, luego Ecuador y ahora van por Chile y Panamá con el valiente objetivo de irse abriendo camino y consolidar una marca país en la industria de la programación a base de talento y competitividad.
La cantidad de empresas costarricenses de tecnología también está retando a la industria a crecer hacia fuera y confiar en que el prestigio del software hecho en Costa Rica ya es una credencial para tocar nuevas puertas.
Codisa, por ejemplo, vende a todo el continente, desde Argentina hasta Estados Unidos, y recientemente firmó contratos con multinacionales para instalar sus productos en toda Latinoamérica. Incluso a largo plazo tiene a Europa como una de sus metas.
Aun así esta empresa, que tiene más de 15 años de exportar sus servicios, considera que se está aprovechando una mínima parte y que el potencial que existe es enorme.
Esto es lo que se llama pensar en grande pero con humildad y quizás esa es la clave del éxito, porque el crecimiento más valioso es que el se hace poco a poco, con los debidos procesos de aprendizaje y con los ajustes para ir mejorando y sofisticándose cada vez más.
Sin duda alguna estas firmas, de las que hoy habla LA REPUBLICA, deben constituirse en ejemplo y fuente de inspiración para otras micro y medianas empresas costarricenses que, en ocasiones, solo necesitan un mayor nivel de confianza en sí mismas para conquistar nuevos mercados.
Hoy es la industria del software, pero quizás mañana también otros sectores productivos nacionales nos demuestren que las limitaciones a veces nos las imponemos nosotros mismos.
Ver comentarios